Audi estudia crear una pick-up

0
475
audi

El fabricante alemán Audi estudia sacar un pick up, aunque es probable que estuviera pensado para Estados Unidos y no llegase a nuestro mercado.

En unas declaraciones del director general de Audi Markus Duesmann a la revista británica Autocar, asegura que «no puedo prometer que vayamos a hacer uno, pero lo estamos estudiando».Incluso se atrevió a dar una fecha ya que comentó que «en realidad, tal vez presentemos algo dentro de no mucho tiempo».

Que Audi estudie sacar un pick up al mercado es una idea hasta cierto punto factible gracias al acuerdo que el Grupo Volkswagen tiene con Ford. De hecho, la segunda generación del Volkswagen Amarok ya está basada en la nueva Ford Ranger.

La idea del fabricante sería hacerse hueco dentro del mercado de Estados Unidos, donde el coche más vendido a día de hoy es el Ford F-150, por delante de cualquier otro tipo de vehículo.

Es más, allí todos los grandes fabricantes cuentan con versiones de lujo de sus pick up de trabajo. Prueba de ello son el RAM Limited, el Toyota Tundra Capstone, el Nissan Titan XD Platinum Reserve el nuevo Chevrolet Silverado.

Sin embargo, que Audi estudie sacar un pick no tiene por qué ser necesariamente una buena idea, y sino que se lo pregunten al Mercedes-Benz Clase X. Construido sobre la base del Nissan Navara, conocida como Frontier en Estados Unidos, fue un fracaso absoluto ya que ni las terminaciones ni las motorizaciones hacían justicia al modelo. A unos plásticos duros con pobres acabados para los estándares de una camioneta de lujo, se unía un motor V6 diésel turboalimentado de 254 caballos que, si bien son suficientes en el Viejo Continente, poco tiene que hacer con los enormes V8 de más de 350 caballos que se venden allí. Tanto es así que Mercedes no sólo desistió de venderlo en el país del tío Sam sino que estuvo a la venta apenas tres años. Como dato curioso, este coche se construía en la fábrica de Nissan en la zona Franca de Barcelona.

Mercedes tampoco fue la primera en apostar por un pick up de lujo y darse un batacazo, y buena prueba de ello son el Lincoln Blackwood o el Cadillac Escalade en formato camioneta. Ambos precursores de la actual moda y ambos un desastre comercial.

Aun así es de aplaudir la iniciativa de las marcas de abrirse camino en nuevos frentes con propuestas novedosas y, aunque seguramente la estética de este posible prototipo no sea tan espectacular como el Audi AI:Trail Quattro o el Audi RS Q e-tron del Dakar, será interesante ver qué propone la casa de los cuatro aros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here