BMW CE 04 eléctrico

0
645
bmw

La antesala de este scooter era el Concept Link, un prototipo futurista realmente arriesgado, que parecía salido del tablero de dibujo del diseñador de ciencia ficción Daniel Simon, donde incluso la denominación del modelo en los laterales evocaba a esos rótulos que exhiben las naves espaciales en sus costados. Pues ahora ya es una realidad y se denomina CE 04.

Bajo sus plásticos futuristas se esconde un chasis tubular de acero, una batería -de 8,5 kWh- en la zona baja del scooter y un silencioso motor eléctrico de 42 CV refrigerado por líquido y anclado al chasis, que transmite su potencia con una correa dentada.

Es un scooter, sí, pero en realidad es como una moto, ya que debes acceder a su asiento como si fuese una moto convencional ya que tiene un pequeño paso para la pierna. Así que es un scooter-moto, de atrevido diseño, y tanto la distribución de sus componentes como la carga estética son arriesgados.

Así, tenemos que el asiento no es practicable sino fijo, que tiene hueco para guardar un casco integral, pero se accede a él desde un lateral, y una instrumentación que es una enorme pantalla TFT a color de 10,25″ con conectividad.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

En la parte izquierda del contraescudo dispone de una pequeña guantera ventilada con toma de corriente USB C para recargar dispositivos electrónicos, una toma de 12V en la zona central y en su derecha está la toma de recarga Mennekes, el conocido Tipo 2.

Tiene tres modos de potencia, Eco, Road y Rain, que limitan la potencia y la entrega, y que actúan sobre la cantidad de freno motor regenerativo disponible. El que más frenada regenerativa genera es el Eco, seguido del Road y con el Rain con el que menos retención ejerce.

En cuanto a potencia, el Road es el más potente, seguido del Eco y del Rain. Opcionalmente se puede adquirir el modo Dynamic, el de tacto de gas más deportivo y el que entrega más potencia -y dispone de la misma potencia de frenada regenerativa del Eco; más frenada y más recarga para la batería-.

En el modo Eco es posible conducir sin tocar los frenos, y es que la potencia de la frenada regenerativa es tremenda

Por desgracia han eliminado el modo Sail del C Evolution, que eliminaba totalmente el freno motor regenerativo -ideal en tramos de autovía de ligero descenso, en los que no consumes batería ni hay retención- y han añadido de serie el sistema e-call de llamada de emergencia automática en caso de accidente, y un pulsador de marcha atrás -en la piña izquierda; lo pulsas y das gas al mismo tiempo para retroceder-. Conservan el freno de aparcamiento automático al extender el caballete lateral que también equipaba el C Evolution.

En la parte ciclo tenemos una horquilla simple sin reglajes, un monoamortiguador trasero anclado en un lateral, un basculante monobrazo, y para frenar un doble disco delantero con pinzas radiales JJuan -y ABS- y un disco trasero. La llanta trasera, que queda al aire con el basculante monobrazo, es maciza -¿lenticular?- y con un diseño que nos parece retro, demasiado.

Un dato curioso es que el asiento, que es plano y estrecho y fijo, ha sido un componente muy estudiado. Está disponible en versión base -totalmente plano-, con un pequeño apoyo lumbar y en dos tonos -el Pro-, y con mayor espumado y calefactado -el tope de gama-. Además, hay disponibles dos opciones del asiento con apoyo lumbar, en el que varía su colocación para mejorar la ergonomía de los más altos.

El sucesor del C Evolution también es un scooter urbano que puede llegar al extrarradio ya que su autonomía declarada es de 130 km, pero este dato es teórico, y ya lo comprobaremos en nuestra prueba de autonomía. Con sus 231 kg no es un scooter ligero ni su asiento está tan bajo, ya que al ser un scooter con una gran distancia entre ejes da la sensación de que es bajo.

La rebaja de casi 40 kilos respecto al Cevolution se nota en parado; en marcha parece mucho más ligero

Comparado con el Cevolution tiene conectividad, más equipamiento opcional como el ABS Pro o el ASC, tiene casi la misma potencia (4 kW menos) pesa 40 kilos menos, el asiento está 15 mm más alto, es más largo y utiliza ¡la misma medida de neumáticos! Pero vamos a ver cómo va…

Este CE 04 funciona como cualquier scooter convencional, con puño de gas y dos manetas de freno para el delantero y el trasero. Fácil. Comenzar a rodar es simple: con la llave remota en el bolsillo -de serie- solo hay que pulsar el botón de encendido central, y a continuación apretar las manetas de freno, momento a partir del cual ya podrás dar gas.

Para probar el CE 04 rodaríamos por Barcelona ciudad y alrededores. En la presentación del C Evolution en 2014 -a la que acudí- también estuvimos en Barcelona, por lo que parece que la gente de Munich ha desarrollado su nuevo scooter eléctrico tomando Barcelona como ejemplo -y así es-.

Para comprobar sus aptitudes rodaríamos por la barcelonesa Diagonal, subiríamos hasta el Tibidabo, para luego descender por Vallvidrera, y finalizar en el puerto deportivo al lado del hotel Vela. Nuestro recorrido fue de unos 60 km, totalmente urbanos, en el que consumimos una media de 7,5 kWh/100 km, según lo declarado.

Todo en él es diferente, su diseño, el hueco para el casco, el asiento, la zaga, la enorme pantalla TFT…

Extrapolando datos nuestra autonomía total hubiese alcanzado los 120 km, repito, realizados en un entorno urbano, más que de sobras para este medio. Como en el Cevolution, la estabilidad y facilidad de manejo están fuera de toda duda -gracias a un centro de gravedad muy bajo-, la frenada es potente e impecable, la ergonomía es correcta -puedes colocar los pies elevados, en el contraescudo, o en posición convencional- y la aceleración es brutal -y en total silencio-.

Acelerando a fondo desde parado si no tienes suficiente tracción la rueda trasera te dará algún que otro trallazo, y es que el control de tracción ASC no es muy fino. Así que, atención. El recorrido lo realicé principalmente en modo Eco -hay potencia para aburrir-, con breves incursiones al Dynamic, sobre todo porque en estos modos la frenada regenerativa es la más potente.

Gracias a circular en el modo Eco pude circular casi sin tocar los frenos -el motor te frena al cortar gas y recarga la batería- con el beneficio de que recargas la batería con intensidad y no gastas pastillas de freno. Y se nota… Además, este freno motor te permite controlar mejor el paso por curva, un dato clave para mí en la conducción de los vehículos eléctricos.

Un buen detalle es que la luz de freno se enciende cuando cortas gas, algo lógico porque el scooter está frenando considerablemente, aunque no aprietes las manetas de freno.

Es una pena que para disfrutar de su máxima aceleración -en el modo Dynamic- tengas que pagar 1.149 euros más del paquete Finition Pro, pero vale la pena porque te entregan el ABS en curva y las Cornering lights, con el añadido del DRL, y del City Package.

Se ofrece en varios acabados, siendo el Avantgarde -en gris metalizado y toques naranjas- el que puedes ver en las fotos

Siendo prácticos, sumando al precio del scooter el de este pack, el CE 04 es aún bastante más barato que el C Evolution, ofreciendo mucho más equipamiento. Y también está disponible en versión de 11 kW para el carnet A1/B+3, así que lo puedes conducir con el carnet de coche.

El hueco para el casco en un lateral es genial y cabe casi cualquier integral -yo diría que todos, eso sí, entra mejor recostándolo-, la pantalla TFT es panorámica, de 10, ideal para mostrar todos los datos necesarios y el mapa del navegador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here