BMW i7: cómo saca el mayor partido a su mecánica eléctrica

0
152
bmw

La nueva generación del Serie 7 de BMW traerá como gran novedad una variante 100% eléctrica denominada i7 cuando aterrice a finales de 2022. Como estandarte tecnológico de la marca, incorpora ciertas innovaciones para mejorar el desempeño de su mecánica, tales como una nueva concepción de motor síncrono que deja de lado los imanes permanentes y sus Tierras Raras.

El nuevo BMW i7 xDrive60 que llegará a los concesionarios en noviembre del presente 2022 cuenta con tración a las cuatro ruedas resultante de la incorporación de un motor en el eje delantero de 258 caballos y otro en el trasero con 313 para una potencia final conjunta de 544 caballos. La autonomía, por su parte, se sitúa en torno a los 600 kilómetros teóricos.

El tren motriz se basa en la ya quinta generación del sistema eDrive de BMW, estrenado ya en los iX3iX e i4, su principal característica es el hecho de deshacerse de los motores eléctricos de imanes permanentes –y su uso de Tierras Raras de cara facturación y enlazados con problemas geopolíticos– para incorporar en su lugar unos motores síncronos de excitación eléctrica.


Los primeros, utilizados de manera generalizada hasta el momento, tienen una buena eficiencia a velocidades contenidas, como en trayectos urbanos, pero las necesidades de mayores rangos de autonomía en los coches eléctricos imponen nuevos retos y concepciones a las ingenierías y es en este aspecto donde los segundos –abreviados como EESM– destacan por encima de lo establecido, pues son más eficientes a velocidades elevadas de autopista.

La característica de los EESM es que utilizan bobinas en lugar de imanes en la parte móvil del motor, el rotor. Para suministrar energía a esta parte en movimiento, se utilizan unas escobillas de carbono que están en contacto en todo momento con un anillo de rozamiento solidario al eje móvil. Sí, hay desgaste, pero el carbono permite que el deterioro sea más prolongado en el tiempo, y desde BMW aseguran que estos elementos pueden durar 15 años o 300.000 kilómetros sin problemas.

No se trata de una idea revolucionaria, pues la propia BMW lo implementó desde la llegada del iX3 y Renault equipa un sistema parecido en el Zoe desde hace tiempo. No obstante, siempre es bueno reducir al mínimo el uso de Tierras Raras y metales escasos, cuyos precios se han elevado a máximos históricos, y permiten asimismo disminuir en gran medida la huella de carbono.

Otra novedad de vanguardia es el sistema de recuperación de energía adaptativa, que combina la frenada regenerativa con los datos de navegación para optimizar esta recuperación de electricidad. El coche detecta los tramos de subida y bajada sin necesidad de tener conectada la navegación para adaptar este freno–motor a las condiciones del terreno. Es capaz de anticiparse incluso a los semáforos.

Por último pero no menos importante, la batería cuenta con una función de precalentamiento. Si se va a realizar una carga rápida a 195 kilovatios, el conductor puede activar esta funcionalidad de manera manual para que, al llegar al punto, la batería se encuentre a la temperatura idónea para aceptar esa potencia de recarga, mejorando así la vida útil y disminuyendo el tiempo de estacionamiento. Por supuesto, y como muchos otros vehículos eléctricos, el i7 contará también con bomba de calor para el sistema de aire acondicionado.

Como mencionábamos, el i7 xDrive60 estará disponible a partir de noviembre de 2022, pero no será el único i7 de la gama, pues BMW ya ha confirmado que en 2023 veremos un M70 xDrive con 659 caballos, al que se sumarán más variantes aún por confirmar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here