El CEO del Grupo Volkswagen asegura que los autos eléctricos “son el futuro”, pero con matices

0
277
vw

Nadie podrá negar el interés que está poniendo el Grupo Volkswagen en el desarrollo de coches eléctricos en todas y cada una de las marcas que regenta actualmente. Durante la conferencia de prensa anual del grupo alemán, su máximo directivo, Oliver Blume, puntualizó que “el cambio climático no sólo se puede abordar impulsando más vehículos eléctricos al mercado”, lo que supuso una sorpresa para todos los asistentes.

En su intervención, el CEO continuó exponiendo su postura de defensa de otros métodos de locomoción, como el uso de combustibles sintéticos. Blume afirmó que, por muchos eléctricos que sigan lanzando, un gran porcentaje de la población del planeta seguirá moviéndose en coches de gasolina o diésel durante muchos más años, por lo que existe, de forma paralela, una necesidad de poder transformar estos modelos en medios de transporte de emisiones cero.

La posibilidad de que esto se realice de otras formas es escasa: al fin y al cabo, transformar un vehículo térmico en uno 100% eléctrico es algo realmente costoso y difícil de ejecutar. La única solución viable que ve el máximo directivo del Grupo Volkswagen es continuar con el desarrollo de combustibles sintéticos.

BLUME
El CEO del Grupo Volkswagen, Oliver Blume, quiere que todo el mundo tenga coches cero emisiones y, para ello, ve necesario el desarrollo de los combustibles sintéticos.

En su intervención, el CEO no quiso desviar el punto de interés destacado que significan los vehículos eléctricos para el grupo, poniendo a Porsche como ejemplo: “Cuando miras las cifras de Porsche, tenemos un claro compromiso de impulsar aún más la movilidad eléctrica. Será la movilidad del futuro. La movilidad eléctrica en un futuro cercano será superior a todos los coches térmicos disponibles en el mercado, así que ese es el final de esa discusión”.

Sin embargo, el propio Blume también continuó exponiendo su alegato sobre la necesidad de desarrollar otras alternativas, especialmente para los mercados fuera de la Unión Europea, donde no existe una iniciativa para prohibir la venta de coches contaminantes más allá del año 2035. “Si se observa la protección del clima en su conjunto -y esto no es solo un asunto de los europeos, sino mundial-, hay que pensar en lo que sucederá con los 1.300 millones de vehículos de combustión que están actualmente disponibles en el mercado. Un número que seguirá creciendo. Continuarán circulando durante décadas”.

“Es por ello que debemos hacer ambas cosas simultáneamente, pero separar los dos mercados en la discusión, porque no estamos compitiendo entre nosotros. Puedes aumentar la movilidad eléctrica en algunas regiones y también cuidar aquellas otras que contribuyen al cambio climático. Algunos combustibles son más ineficientes que otros, eso no es un secreto. Pero si los produces en aquellas regiones del mundo donde la energía sostenible está disponible sin límites, entonces este argumento ya no puede usarse”, aseveró Blume.

TAYCAN
Más allá de sus planes de electrificación, Porsche se encuentra desarrollando los combustibles sintéticos.

Durante la pasada presentación internacional del Volkswagen ID. 2all, la cúpula de la firma allí presente anunciaba que planean invertir casi 200.000 millones de dólares en impulsar el sector de los coches eléctricos. Sin embargo, al mismo tiempo, Porsche se encuentra trabajando sobre la viabilidad de los combustibles sintéticos. Estos combinan agua y dióxido de carbono para crear un elemento capaz de alimentar los motores térmicos emitiendo unas cantidades ínfimas de emisiones tóxicas en su uso.

Hace escasas horas, la Unión Europea ha abierto el veto a la admisión de combustibles sintéticos en la región, poniéndose así de parte de los siete países que no estaban de acuerdo con el 100% de la legislación presentada (Alemania, Italia, República Checa, Polonia, Rumanía, Hungría y Eslovaquia).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí