Ganador del GP de Bélgica 2022 recibirá un trofeo de madera y con agua

0
523
f1

La Fórmula 1 llega a uno de los circuitos en los que se respira historia y automovilismo por todos sus costados, Spa-Francorchamps. El trazado belga data del año 1920, cuando Jules de Their y Henri Langlois Van Ophem crearon un diseño de 14.120 metros de longitud a través de las carreteras públicas de la región valona.

Sin embargo, no fue hasta cinco temporadas después, en 1925, cuando se disputó el primer Gran Premio de Bélgica, con Antonio Ascari, el padre del legendario Alberto Ascari, en lo más alto del podio. La máxima categoría desembarcó en el bosque de las Ardenas desde el inicio del mundial, en 1950, con el triunfo de Juan Manuel Fangio y su Alfa Romeo, y desde entonces, 27 pilotos más han saboreado las mieles del triunfo.

Ganar en 2022 será aún más especial, y es que los organizadores han decidido otorgar a quien cruce antes la línea de meta después de 44 vueltas en el renovado circuito un trofeo hecho con madera de roble de los árboles cercanos a la pista.

Un artista local fue el encargado de hacer realidad la obra que posee la silueta del trazado y, además, conserva agua del río que pasa justo por debajo, Eau Rouge, nombre que tiene por el tono rojizo del agua con grandes cantidades de hierro.

Por si fuera poco, el ganador del Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1 podrá lucir en un lugar de honor en su casa los trozos del asfalto por los que pasaron los monoplazas en la década de 1990, ya que se ha incluido parte del material que estaba en el Raidillon en la parte inferior, justo donde se remarca la posición en la que ha quedado el piloto.

Algunos estarán a favor de trofeos clásicos, pero de lo que no hay duda es que el Royal Automobile Club de Bélgica ha creado toda una obra de arte que quedará para el recuerdo en las fotografías de celebración en el podio antes de descorchar el champán en la 14ª prueba del presente curso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí