Emilia GT Veloce: pura pasión sin electrificación

0
72
emilia

El Emilia GT Veloce es un restomod que evoca a los queridos y recordados Alfa Romeo Giulia GT Veloce de los años 60, pero en esta ocasión, concebido para hacer uso de la mecánica V6 del Giulia Quadrifoglio actual y sin espacio para ningún tipo de electrificación. Se comenzará a producir este mismo 2022 a un precio, como no, prohibitivo para la mayoría de los mortales.

Vivimos una época en la que los restomod, es decir, recreaciones modernas de vehículos ya clásicos, viven un auge como nunca antes, alimentados a su vez por la fiebre de la electrificación, un ingrediente a esta receta que da profundidad a la misma y que abre el debate de si será la forma futura de devolver la vida a nuestros clásicos favoritos.

Los artesanos alemanes de la pequeña empresa Emilia, en colaboración con sus socios de VELA Performance, han decidido crear una reinterpretación en clave moderna del Alfa Romeo Giulia Sprint GT Veloce, la variante deportiva del clásico italiano que se fabricó a finales de los años 60. Un proyecto que anunciaron en septiembre del año pasado y del cual, recientemente, han confirmado nuevos detalles, entre ellos su producción, que dará comienzo antes de finalizar el presente año 2022.


EMILIA GT VELOCE: EXTERIOR

El vehículo se inspira en el mencionado modelo de hace más de cinco décadas, con dos ópticas perfectamente redondas que en esta ocasión adoptan tecnología led y que van flanqueando una parrilla con la forma de escudo en el centro de la misma. A los lados de la misma hay unas generosas entradas de aire para la refrigeración de mecánica y fernos. El capó va ligeramente levantado para poder acomodar la mecánica, que en ningún caso será eléctrica. La carrocería hace uso de un material moderno como es la fibra de carbono.

La parte de atrás es la que tal vez difiera más con respecto al original, pero siempre respetando las líneas del original. Las ópticas se extienden más a lo ancho de la parte trasera, que va rematada por un alerón en forma de cola de pato y por un difusor de carbono de grandes dimensiones coronado por una salida de escape doble. La boquilla del depósito de gasolina es un guiño al automovilismo más clásico y se encuentra en el lado izquierdo, justo debajo de la ventana trasera.

Sus dimensiones son parecidas a las del original, aunque no del todo similares. Son iguales en su largura y altura, de 4,0 y 1,3 metros respectivamente, no así en la anchura, que pasa de los 1,57 metros del original a 1,86, debido en gran parte a sus ensanchados pasos de rueda, muy marcados en la zaga. El peso quedará muy contenido, menos de 1.250 kilos.

EMILIA GT VELOCE: INTERIOR

En el habitáculo irán de la mano tanto materiales como tecnologías clásicas y modernas. El salpicadero podrá ir recubierto en madera, aunque muchas molduras y acabados podrán terminarse a gusto del comprador. El toque retro no estará reñido con elementos actuales como unos asientos Recaro revestidos de cuero, elevalunas eléctricos, aire acondicionado o hasta un sistema de infoentretenimiento de 8,8 pulgadas.

Como elementos de ayuda a la conducción ha trascendido que los clientes tendrán la posibilidad de incorporar una cámara trasera para ayudar en las maniobras de aparcamiento. No obstante, el objetivo de sus creadores es reducir este tipo de ayudas y comodidades al mínimo para contener el peso al máximo, por ello, han decidido prescindir de las plazas traseras a tal efecto, por lo que el coche será biplaza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here