Renault se unió a gigante chino para producir nuevos motores a combustión

0
320
reno

Desde hace un par de años se viene hablando de los diferentes campos donde Renault y Geely podrían unirse para trabajar, y en las últimas horas ambas compañías informaron sobre los avances en un nuevo acuerdo. Esta vez para producir motores a combustión.

El proyecto plantea específicamente la creación de una empresa conjunta de alcance global, responsable de fabricar motores a combustión, centrales eléctricas para sistemas de propulsión híbridos y transmisiones. Interés que Geely ya había puesto de manifiesto.

Dado que los demás fabricantes de la Alianza que lidera Renault (Nissan y Mitsubishi) no participan en el acuerdo, se convertirán en clientes. Por parte del fabricante chino, Volvo sería un beneficiario, aunque brevemente, teniendo en cuenta sus planes de electrificación.

La nueva gran alianza: Renault-Geely

Si bien la conformación de la nueva empresa conjunto entre Renault y Geely ya se hizo publica, el acuerdo se formalizará a finales de este año. Será a partir de entonces, cuando los planes comiencen a materializarse.

Dentro de las proyecciones se pretende tener en funcionamiento 17 fábricas de motores ubicadas en tres continentes y cinco centro de investigación donde se acogerán a más de 19.000 empleados de ambas compañías automotrices.

Dada la magnitud del proyecto podrían abarcar cerca del 80% del mercado mundial de motores incluyendo, como lo decíamos, bloques a combustión y centrales eléctricas híbridas. La capacidad de producción se calcula en unos 5 millones de productos al año.

El proyecto por supuesto va en línea con la hoja de ruta del Grupo Renault, que aunque da pasos firmes en la electrificación, todavía en 2040 la mitad de sus ventas provendrán de vehículos a combustión. Aunque con su propia producción, se podrán hacer adaptaciones.

Bajo los principios de sostenibilidad y cuidado del medio ambiente que se propone el fabricante francés y sus aliados, eventualmente sus motores podrían modificarse para funcionar con combustibles sintéticos e hidrógeno. 

La inversión para la nueva empresa conjunta, se calcula en 7.000 millones de euros, y la participación 50/50. Pero, existe la posibilidad de que la compañía petrolera Saudi Aramco de Arabia Saudita, haga sus aportes por una participación accionaria de 20%. 

Las primeras sedes administrativas estarán ubicadas, una en China y otra en Madrid, España, y seguidamente se construirá una sede unificada en Reino Unido. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí