La cruda realidad que viven los mecánicos de la Fórmula 1

0
504
f1

Por Jonathan Noble

La Fórmula 1 siempre ha intentado dar la impresión de que hacen todo lo posible para gestionar las dificultades a las que se enfrentan las personas que trabajan en el pit lane.

Sin embargo, a medida que el calendario aumenta cada vez más y con los tripletes de carreras de manera consecutiva, muchos en el paddock han expresado su preocupación porque sus propuestas parece que no se escuchan, y será peor para ellos en el futuro por la intención de la F1 de celebrar más grandes premios aún.

Mientras que algunos jefes de equipo han sugerido a sus empleados que al que no le agrade la cantidad de trabajo puede buscar otro empleo fuera de la F1, perder el personal por agotamiento no es la solución que necesita el deporte a corto plazo. Además, esto puede resultar perjudicial para el futuro de la categoría.

Hemos descubierto cómo es realmente la vida para un mecánico que viaja por todo el mundo con la F1, y por qué se está a punto de llegar a un momento de ruptura.

El trabajador ha hablado de manera anónima y ha explicado cómo ha cambiado la vida de los mecánicos en los últimos años, qué impacto tiene este calendario tan extenso para ellos y qué puede hacer la Fórmula 1 para ayudar a lograr un futuro mejor.

No se puede ocultar que la vida de un mecánico de Fórmula 1 es dura, siempre ha sido así, y ninguno de nosotros lo hace porque busque algo fácil. Todos amamos la F1, y sabemos que formar parte de los grandes premios es algo que requiere un esfuerzo.

Pero, a medida que el calendario se ha ido ampliando y los tripletes se han convertido en algo normal, las cosas están llegando a un punto de no retorno para muchos que trabajan en el pit lane.

Las horas de trabajo son muchas. Desde el miércoles anterior a la carrera hasta el domingo por la noche, son jornadas de un mínimo de 12 horas. No te das cuenta de lo que cuesta hasta que regresas a la fábrica y haces un día normal de ocho horas, que se vuelve casi cómica de lo corta que te parece.

De hecho, no te paras a pensar lo raro que es la vida con viajes hasta que vuelves a casa. Lo que lo hace especialmente duro es que es implacable, sin tiempo de recuperación. Trabajas desde el momento en el que te bajas del avión, y puede pasar que tu viaje haya sido horrible, en clase turista con poco espacio y sin dormir nada.

Después del triplete de México-Brasil-Qatar, la combinación de vuelos en clase turista, los cambios horarios y las carreras a horas extrañas hicieron que absolutamente todo el mundo estuviera destrozado, y fue entonces donde vi a la gente más afectada.

Cuando llega el cansancio, es horrible, horrible. Cuando estas de viajes y lejos de tus seres queridos, puedes sentirte muy solo. Después, cuando regresas a casa un lunes por la mañana o por la noche y no has dormido bien esos días, te afecta a cómo te sientes en tu tiempo libre.

Esto significa que tus relaciones pueden verse afectadas, ya sea porque has tenido discusiones con tus compañeros o porque tienes otras cosas en la cabeza, y eso no es justo ni para ti ni para ellos.

No solo estás cansado mentalmente, también lo estás físicamente. A medida que avanza la temporada, se producen muchísimas lesiones. Los equipos tienen médicos y fisioterapeutas para ayudar a cuidarte, pero la solución más fácil es tomar analgésicos para seguir hacia delante.

Es imposible que un médico normal te dé lo mismo que nos dan a nosotros para continuar trabajando. Los que no quieren seguir ese cambio, recurren al alcohol, y eso no es bueno tampoco.

Además de esto, están las normas por el COVID, que han incluido otro factor más, sobre todo porque a los equipos les gusta gestionar el calendario en función de lo que es mejor para ellos, y no para el resto de personas.

Algunos conjuntos no quieren que te hagas pruebas PCR demasiado cercanas a la clasificación o a la carrera por si eso te puede dejar en cuarentena. En su lugar, prefieren que esperes lo máximo posible para hacer el test.

Pero hay un problema, y es que si, por cualquier motivo, no llega el resultado de la prueba, al que le afecta es al mecánico, que tiene que estar otro día más fuera de casa para hacer otra PCR.

Una jornada más no parece mucho, pero todo suma, y más cuando estamos tan cansados y solo queremos estar en casa con nuestros familiares. Es normal la falta de empatía de los equipos después de ver cómo tratan a la gente.

Entre el estrés de que los resultados de los test lleguen a tiempo para que podamos volver a casa, la obligación de hacer cuarentena en Reino Unido y los cambios de las fechas con poca antelación, hemos tenido que renunciar a gran parte de nuestras vidas para que la gente de arriba gane más dinero sin que nosotros recibamos nada a cambio.

Además del cansancio y de estar tanto tiempo fuera de tu hogar, es difícil compaginar el trabajo con las grandes expectativas que depositan en todos los miembros del garaje. Nadie quiere hacer un coche para que el piloto se retire o se estrelle, así que todos están enfocados en el trabajo.

Eso aumenta el estrés, los pilotos y el personal de la fábrica confían en que rendirás al 100% y que no tendrás errores, pero cualquiera puede cometerlos. Somos humanos, y yo he hecho muchos en mi vida.

Cuando cometes un error, tus compañeros se decepcionan en silencio. Te preguntas por qué dejaste que pasara, por qué no fuiste consciente de las cosas, es difícil asimilarlo, y también arrastrar lo demás.

Empiezas a dudar de ti mismo, te desconcierta y hace que puedas cometer más errores porque te estresas, es un cansancio mental. La presión de esto, sumado a la fatiga por el número de las carreras y de los tripletes, ha hecho que lleguemos a un punto en el que el ambiente en los garajes puede ser muy tóxico.

Y esa toxicidad viene por estar en un lugar competitivo, es casi como un sitio donde se intenta ascender, pero nadie lo logra, y acaba siendo horrible con los demás. Hay muchas bromas, peor puede convertirse en desagradable rápidamente.

He visto muchas veces que algo divertido se ha pasado de la raya y ha traspasado los límites del humor. Puede tener un impacto negativo en algunos dentro del garaje porque tienen inseguridades respecto a su apariencia, sexualidad o situación laboral.

Resaltar esas inseguridades puede llevar a la depresión, y todo lo que conlleva, como el aislamiento social o un estilo de vida poco saludable.

Es una toxicidad creada porque todo el mundo está encima del resto en todo momento, no hay un momento para tener un respiro. Los mecánicos tienen que ensamblar el coche, después ir a por la caja de cambios, la suspensión, etc., a veces no hay ni media hora para comer, sientes que tienes que engullir la comida para volver al trabajo.

Los equipos han intentado poner su granito de arena para mejorar las cosas, y algunas son mejor que hace unos años. No poder hacer pruebas entre carreras, como pasaba hace décadas ha ayudado.

En cuanto a las habitaciones de hotel, antes teníamos que compartirlas, pero algunos equipos se han dado cuenta que dar a todos habitaciones individuales no afectaba demasiado al presupuesto. Es el lado positivo para la gente, y eso beneficia a las escuderías.

Sin embargo, la concienciación sobre la salud mental en las redes sociales de los equipos suele ir hacia los pilotos, pero no al resto de su personal. Da la impresión de que los altos cargos no quieren evaluar a sus mecánicos o ingenieros porque les asustan los resultados.

Un mecánico no es lo suficientemente importante como para preocuparse por él y gastarse dinero extra. Eso hace que algunos tengamos la sensación de que si ocurre un problema mental, y conozco a compañeros que les ha pasado, no hay ningún apoyo adicional para nosotros, nadie va a ayudarnos.

A menudo, cuando la gente habla del estrés y la tensión del extenso calendario en Fórmula 1, te dicen que si no te gusta, que puedes marcharte, incluso algunos jefes de equipo lo han dicho.

Pero esa actitud demuestra que no están en contacto con la realidad de lo que se necesita en la F1, y aparece la creencia de que se puede introducir nuevo personal como reemplazo, igual que si fueran bombillas nuevas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here