¿Cuál es el futuro del Mercedes? cero pods, cero victorias

0
127
f1

Mercedes trabaja a fondo en la definición del W14, el monoplaza de la marca alemana que deberá redimir al decepcionante W13: esta flecha de plata pasará a la historia, si es que nada cambia en las últimas carreras del año, en ser el primer monoplaza de la era híbrida con cero títulos, cero victorias por haber optado por el concepto de los cero pods.

Tras una fase dominante en años previos, la escudería de Brackley perdió un coche, no interpretando correctamente la nueva normativa que introdujo el efecto suelo de la forma más eficiente y pagando una evidente diferencia de rendimiento con Red Bull y Ferrari.

Los ingenieros de Mercedes perdieron la mitad del campeonato tratando de entender el comportamiento inestable del W13, víctima al principio del porpoising exagerado que obligó al equipo a levantar la parte inferior del coche, perdiendo carga aerodinámica y, por tanto, rendimiento.

Y para ser justos, hay que tener en cuenta que las decisiones de diseño erróneas probablemente fueron de la mano de la pérdida de la correlación de datos entre el túnel de viento y la pista, en el momento crucial de la deliberación del monoplaza. Toto Wolff esperaba un coche capaz de recortar un segundo al ritmo de todos, mientras que en los test de Bahrein quedó claro de inmediato que los conceptos resultaron ser una apuesta.

En la segunda mitad del campeonato la sensación es que la fructífera recopilación de datos está dando resultados y el W13, aún falto de ritmo a una vuelta, es capaz de expresar lo mejor de sí mismo en el ritmo de carrera. Sufre en las primeras vueltas con el depósito lleno, pero luego encuentra un ritmo que ha mejorado con la reducción de los rebotes. https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.531.0_es.html#goog_1451680245×

El Mercedes dio la sensación de poder acercarse al Ferrari, pero fue más un… bandazo del coche rojo tras la introducción del TD39, que un verdadero salto de calidad de la flecha plateada. El coche de Brackley tiene un mérito: es un tanque que nunca se estropea y la fiabilidad del motor es, sin duda, una garantía para poner algunos puntos importantes en juego en cada cita.

Mike Elliott y James Allison, desviados hacia el proyecto del barco de la Copa América, pero de nuevo más implicados en la definición del W14, trabajan desde hace tiempo en el W14, un monoplaza que deberá volver a poner a Mercedes en órbita.

‘Este es un periodo crucial’, admite Wolff, ‘nos faltaban las herramientas, las simulaciones y la comprensión de los datos para entender cuáles eran los problemas del W13, que fallaba aerodinámica y mecánicamente. Nos llevó meses entender dónde estábamos».

«No creo que hayamos encontrado el Santo Grial y hoy lo hemos entendido todo, así que el año que viene será un bombazo. Tenemos un par de meses por delante en los que tendremos que tomar las decisiones correctas».

El parón invernal será una oportunidad para que Mercedes dé un salto importante para presentarse en 2023 como un rival viable para Red Bull y Ferrari. Lewis Hamilton se muestra confiado pensando en el W14…

Hay potencial en el coche», dijo el siete veces campeón del mundo, «tenemos la carga aerodinámica ahora, aunque hay algunos puntos en los que no somos capaces de utilizarla. Pero estamos yendo en la dirección correcta y tengo un 1000% de confianza en los chicos de la fábrica, que están juntando todas las piezas del rompecabezas: no tengo ninguna duda de que volveremos a estar en contienda el año que viene.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here