El presidente de China prohíbe a los Tesla pasar por donde pasa: cree que pueden espiarle

0
327
tesla

Los coches de Tesla estarán prohibidos en determinzadas zonas de la ciudad china de Chengdu ante la próxima visita del presidente del país, Xi Jinping, con motivo de los Juegos Universitarios Mundiales. Las razones son bastante serias, pues tienen que ver con la seguridad nacional y el espionaje. 

El uso de dispositivos electrónicos hoy en día lleva aparejado la recopilación de multitud de datos de quienes los utilizan. Los coches actuales no son una excepción: el software es más importante que nunca y brinda oportunidades jamás vistas.

Los sistemas de infoentretenimiento actuales aprenden de los hábitos del conductor, pero, para ello, tenemos que brindarles cierta información. Datos. Multitud de cámaras controlan el perímetro del coche y facilitan las maniobras de aparcamiento, además de servir como vigilancia ante posibles merodeadores o como testigos en caso de accidente. Quizá el sistema más conocido es el Modo Centinela de Tesla, que graba los alrededores cuando el coche está aparcado. 

El sistema Hyprescreen de Mercedes ofrece hasta tres pantallas diferentes integradas en el salpicadero.

Pero, igual que facilita algunos quehaceres del día a día, toda esta recopilación de información también levanta algunas suspicacias relativas a la privacidad. También en lo concerniente a la seguridad y en China lo saben bien. Hasta el punto de que han prohibido el acceso de los vehículos de Tesla en algunas partes de la ciudad de Chengdu, donde próximamente acudirá el presidente del país.

Las autoridades han pedido a las fuerzas de seguridad que impidan el acceso a los coches de Tesla a determinadas áreas sensibles de esta ciudad de 21 millones de habitantes, ubicada en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, relacionadas con la visita del presidente Xi Jinping, según ha podido saber Bloomberg citando fuentes anónimas cercanas al asunto.

Las restricciones están motivadas por las preocupaciones sobre la recopilación de datos e información sensible a través de las cámaras integradas en los vehículos y las repercusiones que eso podría tener para la seguridad nacional. Aunque Tesla y Elon Musk se han comprometido a cumplir las reglas de privacidad y uso de datos de China, la tensa relación entre el gigante asiático y Estados Unidos hace que el espionaje entre ambos países esté a la orden del día.

Tesla introduce hasta un total de 8 cámaras en sus automóviles con el objetivo grabar todo lo que sucede a su alrededor. Además, se puede configurar el Modo Centinela para que sigan grabando una vez estacionado el vehículo.
Las cámaras perimetrales de los Tesla graban todo lo que sucede a su alrededor.

Aunque la información no ha sido confirmada oficialmente, no sería la primera vez que ocurre algo similar. De hecho, a los Tesla se les ha impedido ingresar a complejos militares y determinados complejos de viviendas de miembros del Partido Comunista.

Las autoridades están haciendo extensivas más restricciones de tráfico durante la celebración de dicho evento deportivo, cuya apertura inaugural se celebra este próximo viernes y terminará el próximo 8 de agosto. El presidente chino Xi Jinping asistirá a la ceremonia de apertura y recibirá a líderes como el presidente de Indonesia, Joko Widodo.

Se da la paradoja de que China es un país clave para Tesla. No solamente es el mayor mercado del mundo de coches eléctricos, sino que es el mayor centro productivo de la compañía estadounidense. La gigafactoría de Tesla en Shanghái fabrica más de la mitad de toda la producción anual de la compañía, lo que la convierte en la mayor factoría de coches eléctricos del mundo y, sin duda, una de las más rentables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí