El Aston Martin Valkyrie luchará por la victoria absoluta en las 24 Horas de Le Mans

0
346
f1

La versión prototipo del hypercar definitivo, el Aston Martin Valkyrie, afrontará el desafío para el que fue creado y luchará por la victoria absoluta en las 24 Horas de Le Mans a partir de 2025.

Con el inestimable apoyo y el respaldo de Heart of Racing [HoR], exitoso socio de Aston Martin en carreras de resistencia, al menos un Valkyrie de competición será inscrito por Aston Martin en la categoría Hypercar del Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA [WEC] y en el IMSA WeatherTech SportsCar Championship [IMSA] desde 2025.

Esto significa que el prototipo Valkyrie participará en tres de los eventos más prestigiosos del automovilismo deportivo: Le Mans, la Rolex 24 de Daytona y las 12 Horas de Sebring.

Las prestaciones son la fuerza que impulsa todo lo que crea Aston Martin, y de la misma forma que sus últimos hermanos de producción, el DB12 y el DBX707 -el SUV de lujo más rápido del mundo- son líderes dentro de su clase en cuanto a rendimiento y dinámica de conducción, el Aston Martin Valkyrie es el hypercar definitivo, sin límites en cuanto a reglamentación deportiva y con unas prestaciones asombrosas que dejan sin respiración.

Lawrence Stroll, Executive Chairman de Aston Martin Lagonda, declara: “El rendimiento es el alma de todo lo que hacemos en Aston Martin, y la competición es la máxima expresión de esta búsqueda de la excelencia”.

“Hemos estado presentes en Le Mans desde la primera etapa de esta carrera. Después de realizar gloriosos esfuerzos, conseguimos la victoria en Le Mans en 1959 y hemos logrado 19 triunfos de clase durante los últimos 95 años.

Ahora regresamos al escenario de aquellas primeras victorias, con el objetivo de escribir una nueva historia, con un prototipo de competición que se inspira en el coche de producción más rápido que Aston Martin ha construido jamás”.

“Junto con nuestra presencia en el Campeonato del Mundo de Formula 1 de la FIA, el regreso de Aston Martin a la cima de las carreras de resistencia nos permitirá construir una conexión más profunda con nuestros clientes y nuestra comunidad; muchos de ellos se apasionaron por la marca a través de nuestro éxito pasado en Le Mans.

Por supuesto, la compleja base de conocimientos que estamos construyendo a través de nuestro equipo de F1® son datos que Aston Martin Performance Technologies puede aprovechar para mejorar aún más las capacidades del Valkyrie de competición en Le Mans, en el WEC y en el IMSA. Del mismo modo, los conocimientos que obtengamos en las carreras de resistencia serán directamente incorporados a nuestros programas de coches de calle, mejorando todavía más el rendimiento final de nuestros productos.

Asimismo, me gustaría dar las gracias a Gabe Newell y a Heart of Racing por asociarse con Aston Martin en este programa. Estoy deseando trabajar con ellos para alcanzar el éxito en la carrera de resistencia más grande que existe en el mundo”.

Las carreras de automóviles deportivos forman parte del ADN de Aston Martin. Su nombre es sinónimo de éxito en las carreras de resistencia. El debut de la marca en Le Mans se produjo apenas cinco años después de que la carrera se disputara por primera vez en 1923.

Desde entonces, los coches adornados con sus famosas alas han conseguido nada menos que 19 victorias de categoría en la mundialmente conocida prueba francesa. Entre estos triunfos se incluye la victoria absoluta en la edición de 1959 con el icónico DBR1 pilotado por Roy Salvadori (GBR) y Carroll Shelby (USA).

En total, más de 240 pilotos han participado con vehículos Aston Martin en Le Mans en los últimos 95 años, con 27 combinaciones diferentes de chasis y motor, y en prácticamente todas las épocas.

Ningún otro escenario ha dado a Aston Martin tantos éxitos, ni ha demostrado con mayor firmeza que nuestro ADN se forja en la esencia misma de la competición. Por eso, en el año en el que la marca celebra su 110 aniversario, tiene sentido anunciar el regreso a la mayor carrera de resistencia del planeta con la máxima expresión del hypercar más potente jamás concebido.

El Valkyrie AMR Pro fue originalmente diseñado y desarrollado para cumplir con la normativa LMH de hypercar.

Ahora, Aston Martin Performance Technologies, situado en el recién construido AMR Technology Campus que se encuentra junto a la sede del Aston Martin Aramco Cognizant Formula OneTeam en Silverstone, ha comenzado la tarea de desarrollo de una versión prototipo del Valkyrie para competir dentro de una ventana predefinida de potencia y rendimiento aerodinámico, y que equipare sus prestaciones a la de su competencia directa en el WEC. Posteriormente, de cara a la temporada 2025, será homologado para la categoría Hypercar del WEC y GTP del IMSA.

El Valkyrie, con chasis de fibra de carbono optimizado para la competición, utilizará una versión modificada del sensacional motor V12 atmosférico de 6,5 litros fabricado por Cosworth, que de serie alcanza 11.000 rpm y desarrolla más de 1.000 CV de potencia.

La unidad de potencia será ajustada y adaptada a los requisitos del Balance of Performance de la categoría Hypercar, y será desarrollada para soportar los rigores de la competición de resistencia de alto nivel.

Al igual que sucede con el Valkyrie AMR Pro creado para circuito, el sistema híbrido eléctrico que incorpora el Valkyrie de calle no está presente en el coche de competición.

Una vez homologado, el equipo Heart of Racing liderará los programas de Aston Martin tanto en el WEC como en el IMSA. El Valkyrie se convertirá en el primer hypercar de pura raza que participa en los dos campeonatos, y en el único entre sus rivales que remonta sus orígenes a un coche de producción existente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí