La inflación ya tensa a las marcas de autos eléctricos

0
503
auto

Tesla, Lucid y Rivian tienen en común que son tres marcas que trabajan exclusivamente con coches eléctricos. Y también que ahora se ven abocadas a incrementar el precio de sus vehículos por culpa de la pujante inflación, que de momento parece sostenerse en el tiempo.

Para entender esta tendencia generalizada, basta comprobar que el precio del níquel se ha disparado un 130% en el último año y que éste es un material esencial para la producción de baterías. El aluminio, el cobalto y el litio también han subido entre un 16% y un 88%.

Este lunes, Elon Musk dijo que Tesla y Space X ya estaban acusando el encarecimiento de las materias primas y la logística. Y acto seguido la marca de coches incrementó el precio de sus vehículos por segunda vez en menos de una semana.

Esta subida también se ha hecho notar en España, donde ahora un Tesla Model 3 cuesta 3.000 euros más que el año pasado si se corresponde con la versión Autonomía Estándar o 2.000 euros más si se trata del Gran Autonomía.

La invasión rusa de Ucrania también tiene consecuencias para Tesla, porque la empresa había invertido millones en aluminio ruso y ahora no puede acceder a él por las sanciones económicas que han sido impuestas al país eslavo.

Si un fabricante establecido como es Tesla se enfrenta a estos retos, los que aún están en fase de start-up lo tienen aún más difícil.

Ése es el caso de Lucid Motors, que a finales del año pasado presentó su primer producto, el Air, y que en este 2022 esperaba entregar 20.000 unidades del mismo.

Por lo pronto, Lucid ya ha revisado a la baja sus previsiones y ahora daría por bueno tener entre 12.000 y 14.000 coches en las carreteras. El motivo, «retos extraordinarios en la cadena de suministros y en la logística».

Su director ejecutivo, Peter Rawlinson, también ha sugerido que podrían encarecer su producto.

«Tenemos que estudiar los valores de productos que pueden aparecer tarde o temprano. Por mi parte sería completamente tonto decir que nunca vamos a incrementar nuestros costes», ha dicho a Reuters.

Esto lleva a un dilema: ¿qué ocurre con aquellas personas que ya han reservado un coche? ¿Se les incrementa el precio también o se les mantiene?

Lucid quiere mantenerlo, sobre todo después de ver la polémica y el desastre bursátil que se ha desatado en las últimas semanas cuando Rivian ha encarecido los vehículos que ya esperaban dueño.

Rivian subió el precio del R1T y el R1S en un 20%, de tal modo que aquellas personas que ya habían empezado el proceso de compra de una unidad han descubierto que tenían que pagar más para conseguirlo.

Eso ha derivado en una oleada de cancelaciones y una caída significativa de la empresa en la bolsa, donde su valor ha bajado más de un 30% en el último mes.

En Lucid toman nota de esta situación y asumen que cualquier ajuste de precios derivado de la inflación no puede afectar a los clientes que ya esperan su turno.

«Queremos honrar y preservar el compromiso que tenemos con las personas que han reservado», ha dicho Rawlinson.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here