Aston Martin DBX

0
319
aston

El Aston Martin DBX es el primer SUV de la firma británica. Presentado en el Salón de Los Ángeles de 2019, cuenta con un motor V8 bajo su piel que le otorga 550 caballos de potencia. También existe un seis cilindros de origen Mercedes-Benz que se vende en China. Se espera la llegada de más motorizaciones en el futuro. En España está disponible desde 210.000 euros.

El Aston Martin DBX toma como base el Aston Martin DBX Concept, que se presentó en el Salón de Ginebra de 2015. Su programa de desarrollo incluyó pruebas de durabilidad en tramos del Rally de Gales, circuitos como el Nürburgring Nordschleife y pruebas en los centros de ingeniería que la casa regenta en Nürburgring y Silverstone.

El DBX es el primer SUV de Aston Martin, una firma conocida por sus coches de corte deportivo. Es inevitable trazar un paralelismo con el Lamborghini Urus, su rival natural.

Durante 2021 el DBX se ha convertido en el modelo más vendido de Aston Martin. De hecho, entre enero y septiembre se han comercializado más DBX que el resto de Aston Martin juntos, concretamente 2.186 unidades contra 2.064 del resto de modelos. No obstante, la cifra aún queda lejos de los entre 4.000 y 5.000 DBX que pretendía en un principio vender anualmente el fabricante.

En marzo de 2021, el DBX se convirtió en el coche médico de la Fórmula 1. Comparte esta función con el Mercedes-AMG C 63 S Estate.

ASTON MARTIN DBX: EXTERIOR

El Aston Martin DBX mide 5,04 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,68 metros de alto, con una batalla de 3,06 metros y un peso en vacío de 2.245 kilos.

El DBX 2020 está construido sobre una plataforma de nueva creación, creada específicamente para acomodar su condición de SUV. Eso significa que los ingenieros han podido diseñarlo desde cero, sin necesidad de ceñirse a ningún parámetro preestablecido.

Pese a ser un SUV, su linaje Aston Martin se hace patente en elementos como la parrilla frontal al estilo DB o la hendidura del perfil lateral, o la silueta del grupo óptico trasero y la caída del techo, que con un poco de imaginación recuerdan al Aston Martin Vantage.

Las luces diurnas integran un conducto aerodinámico que canaliza el flujo de aire hacia los laterales del vehículo, lo que contribuye a reducir el drag y a refrigerar los frenos.

Durante su fase de desarrollo, la maca presumió de que era capaz de igualar la velocidad de paso por curva del Aston Martin Vantage en el Nordschleife y de superar en frenada al Aston Martin DBS Superleggera, la versión más deportiva desarrollada sobre la base del Aston Martin DB11.

Todavía no han trascendido tiempos oficiales, pero sí es sabido que el DBX puede rodar en Nürburgring de forma consistente por debajo de los ocho minutos. El récord de la categoría SUV es un 7’54″40, propiedad del Mercedes-AMG GLC 63 S.

El Aston Martin DBX equipa una suspensión neumática adaptativa de tres niveles, combinada con un sistema electrónico de tres niveles y una barra estabilizadora eléctrica de 48 voltios, con amortiguadores adaptativos para contribuir a la estabilidad del vehículo.

La suspensión neumática permite reducir la altura libre al suelo en 50 milímetros para otorgarle una configuración más aerodinámica en travesías, o bien aumentarla en 45 milímetros para afrontar con más seguridad superficies no asfaltadas.

Aston Martin se congratula de la experiencia y habitabilidad que brinda el DBX 2020, que se beneficia de su condición de SUV para ofrecer un espacio inédito en los otros modelos de la marca.

El interior ha sido hecho a mano y la firma promete el mismo nivel de confort indistintamente de si se ocupa un asiento delantero o uno trasero. Los delanteros son de corte deportivo para mejorar la posición de conducción.

La ergonomía de todos los componentes ha sido convenientemente estudiada, lo que se traduce en reposabrazos dedicados, compartimentos especiales de almacenaje y una disposición estratégica de los botones físicos. Los asientos son de piel de alta calidad y el interior incluye múltiples detalles en Alcantara para mayor calidad.

El diseño del salpicadero ha buscado potenciar la sensación de espacio y lujo. También destacan las nuevas pantallas TFT, una de 10,25 pulgadas para la consola central y otra de 12,3 pulgadas para el panel de instrumentos, integradas en el panel de instrumentación de tal forma que no interrumpen la elegancia del conjunto. Aparece además una consola central puenteada que ofrece espacio de almacenamiento debajo para artículos más grandes como un bolso o botellas de agua de 1,5 litros. En la zaga, por su parte, los asientos han sido el elemento central del proceso de diseño. Se ha buscado una posición inclusiva sin que ello signifique que sus ocupantes se inclinen hacia la parte delantera. También se han considerado las necesidades de los niños, algo para lo que Aston Martin invitó a varios pequeños para compartir sus experiencias de entrada y salida del coche.

Su maletero tiene una capacidad de 632 litros.

El Aston Martin DBX incluye ‘todos los sistemas de seguridad activa disponibles’, según la marca. También puede introducir funcionalidades personalizadas al estilo de vida de su propietario. Por ejemplo, el paquete Mascotas incluye un limpiador portátil para lavar al perro después de un paseo. El paquete Nieve brinda un calentador electrónico para las botas para brindar un extra de confort.

Los primeros 500 compradores se beneficiarán del Paquete 1913, que incluye un emblema personalizado y placas que dan fe de que se trata de uno de los primeros DBX producidos. También recibirán un libro firmado por Andy Palmer y Marek Reichman, director ejecutivo y director creativo respectivamente, y una invitación a una fiesta exclusiva.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

El Aston Martin DBX equipa un motor V8 biturbo de 4.0 litros que entrega 550 caballos de potencia con un par motor de 700 Newton metro. Se trata de una nueva versión del propulsor presente en el Aston Martin DB11 y el Aston Martin Vantage.

El DBX dotado de este motor promete una velocidad punta de 291 kilómetros/hora, con una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en apenas 4,5 segundos.

Toda esta energía se transmite a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios automática de nueve velocidades, con diferenciales activos que permiten controlar el deslizamiento del eje trasero y repartir automáticamente el par entre el eje trasero y el delantero, y también entre las dos ruedas traseras para brindar la respuesta más apta para cada momento.

En China se vende desde noviembre de 2021 un motor de seis cilindros de origen Mercedes-Benz que es el mismo que equipa la familia Mercedes-AMG 53. Se trata de un 3.0 litros ‘mild-hybrid’ con 435 caballos de potencia y un par máximo de 520 Newton metro. La caja de cambios y el sistema de tracción son idénticos a los de la versión anterior. Con este propulsor el SUV logra acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora en 5,4 segundos y alcanzar una velocidad punta de 259 kilómetros/hora.

En abril de 2022 debutará una segunda motorización V8 que rivalizará con los 650 caballos del Lamborghini Urus, según ha anticipado el director ejecutivo de la marca Tobias Moers a la revista británica Autocar.

Hay dos versiones híbridas en camino, ambas anticipadas por Moers en sendas entrevistas a la revista Autocar.

En algún momento de 2024 debutará un híbrido enchufable que podría rondar los 800 caballos de potencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here