Cambio radical para el Volkswagen Golf, que además estrenará una ‘pieza clave’

0
311
vw

Justo hace unos días nos enterábamos de que el Volkswagen Golf ha perdido la corona del ‘coche más vendido en Europa’ tras 15 años siendo líder, lo que lleva a pensar que algo malo está pasando con él. Y parece que en la marca alemana no han tardado en darse cuenta de que hay que tomar algún tipo de decisión con respecto a su compacto, que ya ha abandonado su apuesta por la electrificación y le ha dejado el hueco al Volkswagen ID.3. Pues bien, según hemos podido saber, Volkswagen ya ha tomado la decisión que esperábamos y sin duda es un giro total con respecto a lo visto hasta ahora. Al Golf le espera un cambio radical, y además la marca se va a apoyar en que sea el coche que estrene una ‘pieza clave’ que presentaron hace muy poco tiempo.

La información que se ha dado a conocer asegura que la decisión de la marca con respecto al Volkswagen Golf ha pasado por retomar el Volkswagen ID.2, y concretamente hacerlo en la mesa de diseño, para cambiarlo por completo. ¿Por qué? Porque este modelo se convertirá en el sucesor del Volkswagen Golf, en lugar de ser el ID.3 el que tome su relevo, y tanto será así que la marca ha tomado la decisión de llamarlo así, Volkswagen Golf, en lugar de lanzarlo al mercado finalmente como VW ID.2. Así que no solo le han cambiado la denominación comercial que tendrá finalmente, sino que con ello han decidido modificar el diseño de forma completa y, además, podremos tener el primer ‘concept car’ que nos anticipe detalles sobre el en marzo de 2023, en cosa de tan solo un mes. Y todo esto está muy bien, pero es que además el cambio de estrategia va a venir respaldado por el apartado técnico, porque las mismas fuentes aseguran que este coche eléctrico será el primero basado en la plataforma MEB+. Una plataforma que, como ya sabemos, no solo permite que los coches eléctricos de Volkswagen tengan mejor autonomía, sino también que sean significativamente más eficientes y, además, con una mayor potencia de carga.

El Volkswagen ID.2 finalmente se llamará Volkswagen Golf, un brutal cambio en la estrategia para revivir al ‘coche más vendido en Europa’ que acaba de perder su corona

Esta nueva plataforma MEB+, que según esta información la estrenará el Volkswagen Golf, que hasta hoy habíamos conocido con el nombre Volkswagen ID.2, va a suponer la llegada de nuevas baterías LFP para los coches eléctricos de la marca. Pero es que además va a introducir los 200 kW de potencia máxima de carga y, aunque esto último no está confirmado, se sospecha que implicará también por fin la introducción de la arquitectura eléctrica de 800 V. Es decir, que el nuevo Volkswagen Golf, que será totalmente eléctrico, va a llegar con una serie de innovaciones técnicas dentro de la marca que deberían ser suficiente justificación como para posicionarse en el mercado a pesar del gigantesco cambio que va a experimentar.

En estos momentos no hay nada oficial al respecto, pero hay diversas fuentes que aseguran que esto va a ser así. Y teniendo en cuenta que se espera que el primer prototipo de este coche eléctrico se presente durante el mes de marzo de 2023, lo cierto es que deberíamos tardar bastante poco tiempo en descubrir algo más de información al respecto. Por otro lado, también hay que considerar que la marca ha estado considerando de forma interna diferentes denominaciones comerciales posibles para su proyecto el Volkswagen ID.2. Y de entre estas varias combinaciones, una de las que se han debatido es Volkswagen ID. Golf, a la que por cierto hizo referencia el CEO de Volkswagen Thomas Schäfer en una entrevista con Autocar a finales del pasado año.

Hace no demasiado tiempo se comentó que quizá Volkswagen pudiera reservar la denominación Golf para una futura renovación del Volkswagen ID.3. Sin embargo, lo que piensan en la compañía es que ‘el verdadero valor del Volkswagen Golf está en un coche del tamaño del Volkswagen ID.2′, así que las cosas son bastante distintas a como se pensó en aquel momento. Hasta ahora la marca nos ha enseñado este coche como ID. Life y de manera totalmente conceptual, pero de sobra sabíamos que esto era realmente un Volkswagen ID.2 que encajaría por debajo del Volkswagen ID.3. Ahora, sin embargo, le han cambiado el diseño por completo y se transformará en el sucesor del Volkswagen Golf directo, con su propio nombre.

Iba a ser algo así como un crossover, pero Cupra tomó un camino alternativo y están trabajando sobre el Urban Rebel como un compacto. Así que en Volkswagen han tomado la misma decisión, y en lugar de ser un pequeño crossover será un compacto y de dimensiones previsiblemente más grandes a las previstas originalmente. El cambio de estrategia es completo, y es un salvavidas para el Volkswagen Golf. Que, a juzgar por el hecho de que acaba de perder el título al coche más vendido en Europa, se hace bastante evidente que tenía que sufrir algún tipo de transformación para adaptarse a los nuevos tiempos que corren.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí