El imperio de Fernando Alonso fuera de la Fórmula 1: sus negocios

0
454
f1

Los aficionados de Fernando Alonso llevan un año pensando en el plan. Están completamente obsesionados con el número 33. Creen y confían en que el asturiano regresará al camino de la gloria con el Aston Martin en la Fórmula Uno. Mientras lo hace, los negocios fuera de la competición del piloto también lo hacen.

Como muestra, un botón. Aston Martin se levantaba este lunes con una subida de cotización en la bolsa británica. Subía más de un 25% su cotización en bolsa en la mañana de este lunes, la siguiente a la de la carrera.

Pero Aston Martin no pertenece a los negocios del asturiano, que emprende lejos del mundo del motor y también dentro de él. Además, es una persona que liga su imagen siempre a productos y empresas que cuadren con sus valores.

De esta manera, ha conseguido levantar un imperio que, en 2021 y según el portal especializado RacingNews365, acumulaba en sus cuentas un patrimonio de 220 millones de dólares (205.915.392 euros, aproximadamente). 

Esto le colocaría entre los pilotos que han acumulado una de las mayores fortunas gracias a su pilotaje y una gran gestión de sus ingresos. El bicampeón del mundo sólo está por detrás de los heptacampeones Michael Schumacher y Lewis Hamilton en lo que a montante patrimonial se refiere.

Este podio es importante porque refleja la importancia de Alonso en el mercado a pesar de tener ya 41 años. El asturiano es el piloto que más temporadas ha competido en Fórmula Uno, un total de 20 tras su debut en el Gran Premio de Baréin con los colores de la fábrica británica de coches de lujo.

Además, es el único español que ha conseguido subir al primer cajón del podio en alguna ocasión. En realidad, lo ha hecho hasta en 32 ocasiones, de ahí que sus seguidores vean el 33 en cualquier parte y piensen que es una especie señal divina.

Pero, ¿qué hace Alonso fuera de la Fórmula Uno para tratar de generar ingresos además de los patrocinios?

Raw Superdrink 

Las bebidas isotónicas ecológicas han sido la última apuesta de Fernando Alonso. El asturiano se convirtió en el primer inversor de la compañía Raw Superdrink después de probarlas. 

El creador de esta iniciativa llamada Raw Superdrink es Rubén González. En declaraciones a la revista Emprendedores, apuntó que habló con él y le contó la propuesta.

Alonso le reconoció que «el producto estaba muy bueno y que tenía una imagen muy fuerte y muy atractiva de cara a los consumidores».

Alonso parecía querer hacer una imagen con un producto ecológico y le cuadraron los valores de la compañía, por lo que decidió apostar por ella e incluirla en el equipo Alpine el pasado año.

Sin embargo, esta temporada Alonso ya no aparece entre los embajadores de la marca. Al menos, no consta en la web, donde el principal piloto de Aleix Espargaró, de MotoGP

Kimoa

La marca le debe sonar al lector si conoce a Fernando Alonso. El asturiano viste sus gorras, es su imagen y hace tiempo que apostó por ella. La fundó en 2017 junto a su socio Alberto Fernández Albilares.

Se trata de una marca de ropa desenfada, de estilo también surfero. Su nombre es Kimoa, que viene a significar en hawaiano algo así como sentarse y ver la puesta de sol juntos.

Cabe destacar que esta empresa también nació con los valores de ser una marca ecológica. La ropa que realizan es reciclada. Ya lo advertía González, que Alonso tenía muy en cuenta los valores de la compañía antes de invertir.

A través de Kimoa LAB gestionan todo el tema de la innovación. Alonso ha visto crecer a la compañía en un sector muy competitivo, en el que se han tenido que ir adaptando para poder progresar. 

Alonso destacó en una entrevista en Forbes que lo mejor de esta experiencia había sido «ver cómo las siete u ocho personas que empezamos con Kimoa fuimos haciendo de todo, adaptándonos a lo que era posible y enamorándonos del proyecto».

No obstante, a raíz de la pandemia tuvo que perder la mayor parte de su accionariado. La crisis de la Covid-19 hizo que las pérdidas casi ahogaran a la empresa y el capital externo se hizo con más del 70% de la empresa.

Se habían acumulado casi tres millones de deudas en cuatro años y en 2020 tres cuartas partes de la firma pasaron a manos de la compañía Revolution Brands, que también tiene bajo su paraguas SimplyEV y está especializada en patinetes eléctricos y artículos de moda urbana.

A14 Management

Al final, la cabra acaba por tirar al monte. Fernando Alonso, un apasionado del motor, no podía dejar de tener negocios relacionados con su pasión. Alonso tiene una agencia de representación de jóvenes talentos en el mundo de los coches de carreras.

«A 14 Management nace con la ilusión de inculcar a los jóvenes pilotos lo que el deporte nos enseñó a nosotros», dice la página web de esta agencia. Tal y como se advierte en la propia página web, Fernando Alonso no está solo en este proyecto, donde le acompaña su equipo de confianza.

De esta manera, podemos observar que son cofundadores junto al piloto asturiano Alberto Resclosa Coll, junto al que compitió en karting en los años 90, y Alberto Fernández Albilares, manager personal de Alonso en los últimos años y también emprendedor en Kimoa.  

Tal y como explica la propia página web, «el bicampeón del Mundo de F1, dos veces ganador de las 24 Horas de Le Mans y vencedor de las 24 Horas de DaytoneFernando Alonso Díaz lanza junto a su equipo de confianza A14 Management».

El proyecto, estima la misma página, «nace con la intención de seleccionar a un grupo reducido de pilotos procedentes del Kart, cuna de este deporte, para inculcarles los valores necesarios para alcanzar sus metas: entrenamiento físico, asesoramiento en toma de decisiones, gestión de los aspectos económicos…».

Su fin último no es otro que «maximizar el potencial de cada atleta. Lo más importante es que lo sabemos por experiencia propia».

Por el momento, Alonso y los suyos llevan como managers a Maximilian Günther, Clément Novalak y Nikola Tsolov.

Un Circuito

El último proyecto conocido de Fernando Alonso está en su tierra natal. El Museo y Circuito Fernando Alonso se encuentra en la localidad de Llanera, cerca de Oviedo.

El mismo tiene una superficie de 1.200 metros cuadrados y cuenta con unas 400 piezas únicas de la colección personal del piloto asturiano.

Se puede encontrar en este museo el primer kart con el que compitió Alonso de niño,  trofeos y equipaciones, entre otras muchas cosas. Además, en la tienda se pueden comprar prendas de la marca Kimoa.

El patrimonio millonario de Alonso, por lo tanto, está a buen resguardo con sus empresas. Ya lo dijo en una entrevista en Forbes: «Quiero dejar algo más, no ser un piloto cualquiera que ha pasado por aquí. Quiero que recuerden la pasión, el amor por el deporte, el nunca rendirse, el trabajo con los jóvenes pilotos, que mi nombre signifique algo para los que vienen».

Qué mejor que hacerlo con múltiples proyectos interconectados. El proyecto de Alonso seguirá creciendo, sobre todo si, al final, llega la victoria número 33 esta temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí