La furgoneta de Volkswagen que se convirtió en objeto de culto. Aqui su historia.

0
754

Su verdadero nombre fue Kombi, abreviación de la palabra alemana Kombinationsfahrzeug, que en su momento fue uno de los vehículos más utilizados para el transporte público.

La Combi, la furgoneta económica concebida por Volkswagen en 1947 es, junto con el famoso «vocho», uno de sus vehículos más icónicos y un objeto de culto.

Se le conoció como Combi, pero su verdadero nombre fue Kombi, abreviación de la palabra alemana Kombinationsfahrzeug, que se convirtió en el vehículo utilitario de la alemania de posguerra, accesible para todo el mundo por su bajo precio.

En 2014 se anunció la salida del mercado de la clásica Combi, tras haber alcanzado la cima de su popularidad en la década de 1970 en varios países de Latinoamérica y en los últimos años sólo se comercializaba en Brasil.

El último modelo fue la “Combi Última Edición”, que se fabricó en Brasil y tuvo una producción de mil 200 unidades a nivel mundial, lo que la convirtió en un vehículo de colección.

La edición especial combinó en su diseño elementos tradicionales con tecnología actual, haciéndolo un vehículo clásico de colección.

La «Combi Última Edición» se despidió con un motor de 1.3 litros de cuatro cilindros en línea montado en el eje trasero, con una potencia de 78 hp con un torque de 123 Newtons/metro y acoplado a una transmisión manual de cuatro velocidades.

El sistema de frenos era hidráulico con discos en el eje delantero y tambores en el eje trasero, mientras que al exterior contó con acabados como pintura bitono en colores blanco y azul de tipo “falda blusa”, llantas de cara blanca montadas en rines de 14 pulgadas y otros detalles decorativos.

La historia de la Combi

La combi, originalmente llamada Transporter, fue creada en 1947 con un boceto creado con un lápiz, por parte del importador de vehículos holandés Ben Pon, que la ideó tomando como inspiración un vehículo de plataforma plana en la planta de Volkswagen.

En 1949, Heinrich Nordhoff, director de planta de Volkswagen, presentó cuatro prototipos. Los diseñadores e ingenieros decidieron que la Combi usaría el mismo motor y ejes del Beetle original.

En lugar de utilizar un bastidor tubular central, el nuevo modelo recibió una carrocería de una sola pieza sobre un chasis tipo escalera. Su motor fue de cuatro cilindros y 1.1 litros, que producía 24.5 caballos de fuerza a 3300 rpm.

Su capacidad era para ocho pasajeros, y las dos filas traseras de asientos podían extraerse para liberar una capacidad de 750 kg. El 8 de marzo de 1950 la nave 1 de la planta de Volkswagen en Wolfsburgo comenzó la fabricación de la Kombi, con una producción inicial de 10 vehículos al día.

A finales de 1950 ya se habían fabricado 8 mil combis por la gran demanda originada por su precio. En 1954 salió de la línea de montaje de Wolfsburg el Volkswagen Transporter número 100 mil.

Debido a que la planta de Wolfsburg alcanzó su capacidad máxima con la producción del Beetle y Transporter, Volkswagen decidió construir otra fábrica, en 1955, en Hanover-Stöcken.

En marzo de 1956 salieron de la línea de montaje las primeras Kombi “Made in Stöcken”. A lo largo de cinco generaciones del modelo se produjeron cerca de 11 millones de vehículos.

En 2015 Volkswagen inició la producción de la nueva generación del Transporter, el T6.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí