El Ferrari eléctrico se presentará en el 2025

0
517

El primer coche eléctrico de Ferrari está un poco más cerca. Tan es así que el consejero delegado de la compañía, Benedetto Vigna, ha admitido que ya se ha puesto al volante de uno de los primeros prototipos. De momento, persiste el misterio sobre las características de un coche que, en principio, no llegará hasta 2025.

Ya han pasado más de dos años desde que Ferrari confirmó de forma oficial que está trabajando en un eléctrico. Lo único que se sabe a ciencia cierta es que se presentará en 2025 y que las primeras entregas serán en 2026. Se desconoce qué tipo de vehículo será, aunque las patentes que se han filtrado sugieren que será un biplaza.

Desde Maranello no han confirmado apenas detalles sobre este proyecto y es harto probable que el secretismo continúe unos meses más, aunque existe la posibilidad de que a lo largo de 2024 se sucedan los avistamientos en carretera según se acerque el momento de su puesta de largo.

Ahora bien: el coche ya es una realidad y ya existen prototipos funcionales, como parte de su programa de pruebas. Lo ha confirmado el mismo consejero delegado de la compañía, Benedetto Vigna, que ha revelado que ya ha tenido ocasión de ponerse detrás del volante.

“Me gusta mucho y me alegra que no podáis ver lo que tengo en mi memoria. Hay mucho entusiasmo en la fábrica; mucha energía e ingenio.  En la tecnología, en la Investigación y Desarrollo, todo el mundo está completamente comprometido”, ha comentado en una entrevista a Bloomberg TV.

Antes de que el Ferrari eléctrico sea una realidad, la marca italiana tiene que acabar de construir la fábrica donde nacerá. Estará en Maranello, como no podría ser de otra forma, y la previsión es que esté completa en junio de 2024.

En todo caso, la incógnita está en descubrir cómo Ferrari es capaz de conservar la esencia sin el ruido y la emoción de los motores de gasolina, que a lo largo de toda su historia han sido el rasgo más distintivo de la compañía. De hecho, existen patentes que sugieren que los italianos están explorando fórmulas para que sus eléctricos hagan ruido, previsiblemente con una suerte de tubo de escape falso, con tal de que el conductor se sienta más conectado al vehículo. El otro gran reto pendiente es la dinámica de conducción, que inevitablemente se verá impactada por el peso de las baterías. Todo esto lo descubriremos en 2025. Hasta entonces, sin embargo, ya existen los primeros prototipos. Y algunas personas, como el mismo Vigna, ya han tenido ocasión de conducirlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí