El exoesqueleto premiado por Toyota para lesiones medulares

0
359
toyo

Vivimos en una época en la que casi cualquier cosa es posible, sin importar el ámbito o aquello que se quiera conseguir. Por ejemplo, nos hemos acostumbrado a llevar un miniordenador en el bolsillo, capaz de sacar fotos y de hacer llamadas telefónicas, algo sumamente normal pero que, en realidad, es un auténtico logro. Si echamos un vistazo a nuestro invento favorito, el automóvil, podemos apreciar como muchos de ellos son capaces de circular sin que nadie haga nada y hasta de apartarse a un lado o frenar cuando así lo requiere la situación, otro logro sin precedentes por lo complejo de la circulación. Y si nos adentramos en el mundo de la medicina, entonces, nos adentramos en un universo casi increíble.

La medicina y el automóvil, o mejor dicho, las marcas de coches, cruzan sus caminos en algunas ocasiones, sobre todo cuando se trata de marcas japonesas. Algunas firmas niponas como Honda o Toyota, tienen divisiones de investigación y robótica o colaboran con empresas de dichos sectores, y mediante algunos desarrollos, permiten un avance importante en algunos apartados de la medicina. Uno de los más interesantes tiene que ver con la parálisis y las lesiones medulares, aquellos traumas y trastornos que postran a las personas que los sufren en una silla de ruedas de por vida.

Nos referimos al dispositivo ABLE Exoskeleton, un aparato desarrollado por ABLE Human Motion, start-up ganadora de los premios Toyota Startup Awards 2020, que tiene como objetivo, permitir que las personas con lesión medular puedan volver a caminar. Un objetivo que parece una fantasía y no algo realmente tangible, pero que gracias al desarrollo de ABLE Human Motion, se puede lograr, lo que supone, nuevamente, un avance increíble. Eva Moral, campeona paralímpica y embajadora del equipo Toyota puede dar fe de que el exoesqueleto de ABLE Human Motion funciona y que el desarrollo va por muy buen camino.

La triatleta paralímpica ha vuelto a colaborar con el especialista en movilidad humana, al probar las mejoras que se han realizado en el ABLE Exoskeleton, en el Centro de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes de Madrid. Eva ya colaboró en otra ocasión, allá en 2021, y pudo comprobar que este aparato puede suponer un cambio radical para las personas postradas en silla de ruedas.

Eva Moral perdió la movilidad de sus piernas en 2013, tras sufrir un accidente de una ruta cicloturísta por la sierra de Madrid. El accidente le causó una lesión medular que obligo a pasar por varias intervenciones quirúrgicas y seis meses de recuperación. Pero Eva demostró ser tremendamente fuerte y en lugar de resignarse, se subió en una handbike con el objetivo de superarse a sí misma, hasta el punto de convertirse en campeona paralímpica de triatlón, una disciplina que se ha convertido en uno de los pilares fundamentales en su vida actual.

Logró la medalla de bronce olímpico en los juegos de Tokio 2020, la medalla de oro en la Copa del Mundo en 2022 y 2023 y además, también se ha convertido en mamá, lo que demuestra que si quieres, no habrá nada que te detenga. Por eso, Eva es la persona indicada para probar el ABLE Exoskeleton, el primer exoesqueleto ligero, fácil de usar y asequible para personas con lesión medular. Un sistema que permite caminar de forma natural e intuitiva mediante una serie de actuadores eléctricos en la rodilla, que hacen las veces de músculo artificial al flexionar y extender la pierna para caminar. El exoesqueleto tiene una aplicación para teléfonos móviles, que permite, además, personalizar la terapia y evaluar el progreso de cada paciente.

En esta ocasión, ABLE Human Motion estrenaba algunas mejoras, como un control de asistencia variable, que, a través de la aplicación móvil, permite ajustar la fuerza de los motores, motores que ahora también aparecen en la cadera, lo que permite obtener una mejor postura. Ahora, además, se ha integrado un tobillo articulado por muelles, que mejora el equilibrio y un caminar más natural, mientras que la función “pierna de yoga”, facilita la transferencia de la silla de ruedas al exoesqueleto, sin necesidad de contar con ayuda. Se completan las mejoras con unas fijaciones textiles acolchadas, diseñadas para que el usuario pueda colocarlas con una sola mano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí