¿Por qué el ‘Gato con botas: el último deseo’ es de las mejores películas del universo de Shrek?(Tràiler Oficial)

0
73
gato

El 2022 fue un gran año para las películas de animación. Y una que definitivamente fue una de las mejores en su rubro, es la de el Gato con botas: el último deseo.

La verdad es que fue una grata sorpresa la cinta en muchos sentido… Siendo parte de la franquicia de Shrek, la cual extrañamos bastante y seguimos disfrutando por más años que pasen, la expectativa era sobre qué tan entretenida sería esta nueva entrega (la segunda con el felino como protagonista) era alta.

Y hay que ser honestos porque no solo es divertida, sino que también destaca en otros aspectos tanto técnicos como de la misma historia que nos muestran en pantalla.

Así que es justo decirlo: esto –inserten mentalmente el meme de Mads Mikkelsen fumando– es verdadero cine, jeje. Repasamos por acá por qué el Gato con botas: el último deseo es una de las mejores películas del universo de Shrek.

Una animación genial

La primera película del Gato con botas llegó en el 2011 y para ese momento, como se esperaba, se utilizó el estilo de animación (con sus evidentes mejores por la tecnología a la mano) que ya habíamos visto en las películas anteriores de Shrek.

Pero ahora, con esta segunda parte de la historia individual del felino, Dreamworks se aventuró a refrescar esa parte técnica con una animación diferente. La película en ese sentido le da un aire a Spider-Man: Into the Spider-verse, con una tecnología diferente basada en imágenes con colores muy vivos y animaciones pictóricas llamativas (aunque sin desechar del todo el formato de la franquicia que conocíamos).

Si ya la vieron, se habrán dado cuenta lo geniales que son las secuencias de acción y combate en este formato animado.

Dato curioso: Bob Persichetti, quien fue uno de los directores de aquella peli animada de Spider-Man, iba a dirigir esta entrega del Gato. Sin embargo, fue reemplazado por Joel Crawford a inicios del 2021.

‘Gato con botas 2’ tiene a un villano que rompe el molde de la franquicia

Todas las películas de la franquicia de Shrek (tal vez no tanto la tercera parte enfocada en el ogro jeje) nos han dejado personajes antagónicos muy chidos; de esos que aún recordamos después de mucho tiempo y que seguimos viendo en uno que otro meme. Pero en el Gato con botas 2, posiblemente vemos al más amenazante de todo este universo cinematográfico.

El Lobo, que es la encarnación física de la Muerte, se muestra como un enemigo que viene a cobrar la última vida de nuestro héroe felino, cansado de que este último malgastara sus ocho vidas pasadas de manera frívola sintiéndose una leyenda, siendo egoísta y creyendo que podía postergar lo inevitable. Y es que a pesar de ser una cinta animada, este personaje no basa su carisma en el humor, sino en que realmente es intimidante, cruel con sus comentarios y bastante provocador.

Sí, lo sabemos… el Hada Madrina de Shrek 2 también estaba bien zafada de repente, pero era bastante graciosa. El Lobo sin duda rompe el molde del villano cómico.

Los personajes secundarios son de lo mejor (y Perrito se roba el show)

En una buena película, regularmente hay uno o dos papeles secundarios que destacan. Pero en la segunda parte del Gato con botas, hay varios y cada uno de ellos brilla al nivel de protagonista.

Ricitos de Oro y los Tres Osos, que son antagonistas que recomponen el camino; Jack Horner, que es el antagonista con un alivio cómico; Kitty Softpaws que es de nuevo el interés amoroso con rudeza del Gato… todos son una joya.

Pero no cabe la menor duda de que Perrito es el mejor de los personajes secundarios. Es el más noble, el más gracioso, el más tierno, el que le ablanda la vida y el corazón a todos con su trágica historia de origen pero optimismo desenfrenado por la vida. Es imposible resistirse a su encanto, verdaderamente.

La trama y la motivación del Gato con botas es conmovedora

Ya lo ha dicho Guillermo del Toro ahora que también la rompe con Pinocchio: la animación no es un género infantil, por más que algunos cinéfilos y hasta cineastas se empeñen en demeritarla. Y Gato con botas: el último deseo, también es una muestra de que las películas de animación sirven para llevar un buen mensaje

Temeroso de la muerte y a sabiendas de que solo le queda una vida, nuestro héroe busca una mágica manera de recuperar su longevidad y su confianza para volver a ser la leyenda que había sido antes. Hay bastantes motivos egoístas de por medio con él, pero llega un momento en que debe aceptar su mortalidad.

Y es así como se da cuenta de que aunque le quede una vida, vale la pena vivirla y arriesgarla por sus seres queridos, renunciando con convicción a su personalidad ególatra para bien.

ALERTA DE SPOILER: Esa escena final y los pequeños flashbacks, ¿seráN una referencia a una posible nueva película de Shrek? Las redes están vueltas locas con eso, pero hay que esperar a que se anuncie… si es que es el plan darle continuación.

El universo de Shrek vuelve a ser considerado en los Oscar

La primera y segunda películas de Shrek estuvieron consideradas en su momento a los Premios Oscar, siempre contendiendo por la estatuilla a Mejor Película Animada. Luego, con su tercera y cuarta entrega, la franquicia dejó de figurar en el mundo de la animación, mostrando un declive importante en las historias (aunque la neta la 4 se rescata un poquito más que las 3, la verdad).

Sin embargo, la caída de la franquicia se frenó con la primera entrega del Gato con botas, que recibió en su momento una nominación a los Premios de la Academia nuevamente en el apartado de Animación.

Y ahora, más de 10 años después de que el minino de la espada protagonizara su spin-off, su segunda parte también está en la contienda para la estatuilla de Mejor Película Animada, donde compite con la ya mencionada Pinocchio, Marcel the Shell with Shoes On, The Sea Beast Turning Red. Con eso, ya se entiende que esta cinta es calidad pura. Acá abajo pueden ver la lista de nominados completa de los Oscar 2023.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here