Historia de los elfos navideños

0
115
elfo

Casi siempre cuando imaginamos escenas navideñas, nos vienen a la mente los famosos personajes de esta festividad, entre ellos los pequeños ayudantes de San Nicolás, los elfos. Estos pequeños seres tienen su origen en antiguos mitos y en el folklore de los pueblos nórdicos más que todo. ¿Quieres saber cómo llegan los elfos a formar parte de la navidad?

Elfos nórdicos
Varios estudios señalan como el origen de los elfos a la mitología nórdica, entre las creencias de esta rica cultura encontramos dioses, hadas y gigantes, pero también a la “gente escondida” traducción del término elfo. Pero en estos mitos los elfos se acercaban más a los personajes descritos en “El señor de los Anillos” de Tolkien que a los pequeños fabricantes de juguetes que conocemos ahora. Para Los nórdicos estos personajes dueños de una poderosa magia explicaban fenómenos naturales y eran tanto peligroso como amigables dependiendo del relato en el que los encontramos.

Elfos medievales
Los personajes parecidos o relacionados a los elfos fueron apareciendo en la mitología también del periodo medieval. Pero a diferencia de los altos y hermosos seres descritos por otras culturas  estos elfos llenos de luz se convirtieron en criaturas más bien oscuras. En leyendas sobre la lucha del bien y el mal los elfos se empezaron a situar del lado de los demonios y espíritus malignos, la transformación fue llevando a los elfos a convertirse en criaturas embaucadoras y muy tramposas.

Duendes o elfos alegres
Después de siglos de ser conocidos como elfos o duendes malvados, estas criaturas se convierten en inocentes y alegres al asociarse con Santa Claus, una de las primeras descripciones de la historia de navidad se encuentra en el poema de Clement Clarke Moore “Twas The Night Before Christmas”, en el que se describe al viejo pascuero como un alegre elfo viejo que entregaba regalos en Nochebuena, no se puede comprobar si es por esta descripción que surge la asociación de los elfos con la navidad, pero podría ser un indicio.

El taller de Santa
Mientras el tiempo pasaba las historias navideñas fueron creciendo y haciéndose más populares, Santa Claus y sus pequeños elfos ayudantes fueron inseparables y se ubicaron en el polo norte, en un taller  de fantasía donde ayudaban a crear los juguetes para los niños de todo el mundo. Durante este periodo tomaron la forma que conocemos, más pequeños y amigables.

Duendes decorativos
Algunas personas dirían que los duendes son casi o más  populares que el propio Papa Noel, Los seres mitológicos se convirtieron en adornos alegres que no pueden faltar en ninguna decoración navideña. A través de toda su evolución, hemos llegado a los simpáticos seres trabajadores y alegres que nos recuerdan el divertido espíritu navideño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here