102 años de historia y tradiciòn donde preparan el mejor turrón de Lima: ¿dónde queda?

0
314
turron

En una esquina del Centro de Lima atiende una panadería cuyo local tiene más de 120 años de historia. Cuenta con el horno más antiguo de Lima y desde sus inicios sus propietarios integraron familias con ascendencia italiana. Fue en 1955 cuando Aroldo Porcella adquiere el negocio y da un giro radical a lo que hoy se conoce como la Antigua Panadería y Pastelería Huérfanos.

Si bien actualmente el local está bajo la gerencia de su hijo Marco Porcella, el paso del tiempo no le ha quitado prestigio a sus pastas artesanales ni a su turrón Doña Pepa. Incluso, en 2019, el establecimiento fue catalogado por la Municipalidad de Lima como el lugar que realiza el mejor turrón de la capital.

sobreruedas.news entrevistó al actual dueño para saber un poco de la historia que esconde las paredes del lugar, que hoy en día ha adquirido el título de patrimonio cultural. Además, Marco nos reveló cuál es el secreto del éxito de su turrón Doña Pepa.

¿Cuál es la historia detrás de la Panadería y Pastelería Huérfanos?

Inicialmente, la propiedad le pertenecía a la familia Pardo y fue a causa del terremoto de 1937 que la estructura se derrumbó y se creó la inmobiliaria Huérfanos. El negocio fue comprado por el italiano Domingo Tealdi, quien un día se presentó ante Aroldo Porcella Malatesta y le dijo que solo le vendería el negocio a él y a nadie más.

«Mi papá era una persona muy trabajadora. Se levantaba a las 6 de la mañana y se iba a dormir a las 10 de la noche. Lo vieron como una persona emprendedora, muy trabajadora, muy responsable y que podía sacar adelante cualquier negocio», explicó Marco al detallar el motivo por el que Tealdi no quería vender el negocio a otra persona.

¿Por qué se llama Huérfanos?

«Por la iglesia. Aquí en la esquina está la iglesia Los Huérfanos», indica. En cuanto a por qué no le cambió el nombre a lo largo de los años, Marco es tajante con su respuesta: «Amigos me han dicho que cambie el nombre porque parece puericultorio o que solo trabajan huérfanos, pero no. Yo orgulloso de que se llame Huérfanos y hasta el último momento que esté yo se va a llamar Los Huérfanos».

Cabe resaltar que Marco Porcella lleva al frente del negocio 41 años y cuenta que su padre le enseñó desde lavar platos hasta llevar cursos de Pastelería y Panadería. «Tú no puedes ser un gran líder si no sabes hacer las cosas», recuerda que era la frase que su padre Aroldo siempre le decía.

Los Huérfanos fueron premiados como el mejor turrón Doña Pepa

Marco señala que desde un inicio se dio cuenta de que la mayoría de turrones que se vendían eran muy dulces, por lo que tras llevar cursos e ir probando pudo crear una miel que no empalague.

«He llegado a hacer una miel afrutada que no empalaga y que tenga un equilibrio con los palitos. La miel tiene que tener un punto de ebullición exacto, porque si te pasas ese punto de ebullición, se vuelve caramelo y si la miel está chupada por los palitos, es porque no ha llegado al calor necesario», explica Marco con pasión.

Agrega que el éxito de su turrón no solo está en la miel (la cual es una mezcla de membrillo, hojas de hijo, naranja y piña golden), sino también en los palitos: «No tienen que estar muy duros ni tampoco deshacerse».

Marco añade que durante todo el año preparan una plancha de 13 kilos una vez a la semana. Mientras se va acercando el mes de octubre incrementan su producción a dos planchas al día. Una vez que llega la celebración del Señor de Los Milagros, alcanzan a preparar hasta 10 planchas por día.

A pesar de que el local, ubicado en Jr. Azangaro 700, lleva 102 años existiendo y a cargo de la familia Porcella por 68 años, han sabido innovar y adaptarse a las tecnologías. El negocio es muy activo en Instagram y Tiktok.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí