Volkswagen Combi Split Window Westfalia 1966

0
627
vochio

El estilo Rat Rod es uno de nuestros preferidos. Preparar un auto clásico con ese acabado desgastado, pero manteniendo íntegra la estructura completa del vehículo es una tarea muy compleja y desde Nuevo León traemos para ustedes uno de los mejores ejemplares “rust” que hemos visto en los últimos tiempos, creados sobre la base de una Volkswagen Combi Split Window Westfalia 1966.

Estéticamente el acabado rústico y abandonado de esta Volkswagen Combi Split Window Westfalia 1966 es impecable con un gran trabajo de pintura patina, acompañado por un techo “pop top”, parrilla superior con escalera, suspensión recortada con ajustadores y mangos desfasados, rines de 15 pulgadas ensanchados en el eje trasero sobre neumáticos de 145/65 al frente y 205/65 atrás, además de retrovisores cromados.

El interior de la Volkswagen Combi Split Window Westfalia 1966

El interior mantiene esa estética vintage, con una cabina sin restaurar que no oculta el paso del tiempo, luciendo la pintura desgastada, ventanas delanteras abatibles, tapicería en gamuza para los paneles de las puertas y la parte baja del tablero. En la sección trasera destacan el sofá cama para los viajes, que se acompaña por una mesa y la tapicería en madera que resguarda el calor del habitáculo.

Además, el motor de esta Combi rust también ha recibido un gran tratamiento por parte de su propietario, Hugo Enrique Herrera Pérez, quien aumentó la cilindrada del motor a 1,641 cc., añadiendo, además, pistones de 87 milímetros, árbol de levas 110 de la marca Engle, carburadores laterales Weber, distribuidor Bosch centrifugo, encendido electrónico y un nuevo mofle de la marca Vintage Speed que añade el toque final al acabado único de esta Volkswagen Combi Split Window Westfalia 1966.

Así, desde el norte de nuestro país, tenemos la oportunidad de conocer a uno de los mejores exponentes de la escena rat y rust de aquella zona geográfica, con un trabajo cuidado en cada detalle, elementos de calidad en cada apartado del vehículo y una gran dosis de esfuerzo y dedicación por parte de su propietario para obtener un acabado perfecto, que conserva esa apariencia clásica y desgastada en un modelo en perfecto estado de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí