Vocho del 63, una excelente restauración

0
831
vocho

Cuando alguien es ferviente seguidor de alguna marca de autos, puede pasar horas y horas arreglando su coche, ya sea para modificarlo, personalizarlo o realizar una restauración que les lleva meses o años. Este es el caso de muchos propietarios de Vochos. Ellos, disfrutan escuchar el rugir de sus máquinas y están cien por ciento orgullosos de poseer un auto fabricado por Volkswagen.

Sin lugar a duda el Vocho, en todas sus versiones, ha dejado huella y ha hecho historia en nuestro país. Una muestra de ello es la presente sesión de este escarabajo 1963.

Si deseas realizar un proyecto que no altere en nada el diseño original del auto, debes saber bien las piezas que necesita, tanto en el interior como en el exterior. De esta manera evitaras que el nivel y los acabados sean inferiores a la calidad utilizada, eso lo sabía muy bien Ana. Es por ello, que lo primero que nos dijo, es que este proyecto que tiene como base un Volkswagen Sedán 1963, no se ha terminado, ya que algunas piezas están en mal estado, pero… pronto lo estará. “Son mínimos los detalles”, comenta.

Este vocho 63 cuenta con unos rines BRM de 15 pulgadas

Y añade: “El proceso de restauración por la que ha pasado este vocho fue muy profundo, ya que lo encontramos en un yonke. Su estado era deplorable, lo vendían por partes, pero aún así lo compramos. Una de las características que más nos gustó, es que ya contaba con el ragtop.

“Ya en nuestras manos, empezamos a buscar todas y cada una de las piezas originales que le hacían falta. Como podrán notar, el vocho está prácticamente en su estado original, es más, cuando se abre la puerta llega inmediatamente el olor a Volkswagen antiguo y con éste vienen muchos recuerdos gratos con mi familia”.

Son pocos los cambios que ha sufrido este VW Sedan 1963. Por ejemplo, de agencia este vocho contaba con un motor 1200 cc pero lo sustituyeron por un 1600. Ya en manos de Ana, decidieron cambiar el encendido por uno eléctrico con alternador. Por su parte, el exterior está cubierto en dos tonos, verde y blanco, y cuenta con muchas piezas cromadas, entre ellas están las defensas, los biseles y las manijas, todas ellas, como mencionamos arriba, piezas originales.

Lo que si no es original, son los rines y las llantas. Los primeros son unos BRM de 15 pulgadas y están calzados con unas llantas Hankook rodada 185/75 R15 adelante y 185/95 R15 atrás.

“El interior sigue siendo el mismo, solo se mandaron a tapizar los asientos y las tapas de las puertas. Si se fijan bien, los primeros tienen bordado el nombre de “Don Bocho”, es en honor a mi padre Antonio, así lo conocen en el medio vochero y fue quien me lo heredó”, nos dice muy emocionada Ana, quien forma parte del club Wolf Zacatecas.

Y mientras se hacía el trabajo de tapizado, el tablero, postes y demás zonas se pintaron con los mismos tonos utilizados en la carrocería. A Ana le gusta mucho la música, así que decidió añadir un “modesto” equipo de audio que incluye un estéreo Clarion y 4 bocinas Sony.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí