Cuatro tecnologías indispensables para la seguridad de tu vehículo

0
290
ford

A lo largo de los años, los vehículos se han transformado por completo para garantizar su eficiencia, calidad y seguridad. Para lograrlo, se han tenido que adaptar y desarrollar nuevas tecnologías que día a día protegen la vida e integridad de los usuarios.

Desde sus inicios, Ford ha destacado por ser una de las empresas automotrices con mejores evaluaciones con respecto a la calidad y niveles de seguridad, pero ¿sabes qué se requiere para lograrlo? A continuación, te compartimos 4 cosas que probablemente no sabías sobre los atributos de seguridad que hay en tu vehículo.

Seguridad activa vs Seguridad pasiva

Para empezar, es importante identificar los dos grandes sistemas de seguridad que existen: seguridad activa y pasiva. El primero se refiere a aquellas tecnologías encargadas de prevenir accidentes y proteger el medio que rodea al vehículo como el control de estabilidad y de tracción, los sistemas de cambios de carril, control de punto ciego y frenado automático, entre otras, muchas de ellas se refieren a la serie de funciones que ofrece Ford Co-Pilot 360™.

Mientras que la seguridad pasiva se encarga de proteger a los usuarios dentro del coche una vez que ya sucedió el accidente. En este caso hablamos de bolsas de aire, cinturones de seguridad, calidad de los cristales y otras características que van más allá de la computadora del vehículo.

En menos de un parpadeo

Los modelos de Ford cuentan con sensores que calculan constantemente su aceleración o desaceleración en cada trayecto. Esta información se envía a la computadora del vehículo para analizar las curvas de velocidad y tomar la decisión para desplegar las bolsas de aire en caso de ser necesario.

Esta señal la recibe un inflador de aire que produce una reacción química con mucho nitrógeno para inflar las bolsas y alcanzar la presión suficiente para expulsarlas, todo esto, en aproximadamente menos de 30 milésimas de segundo, mientras que un parpadeo dura alrededor de 300 milisegundos.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

El primer paso hacia la autonomía

Los sensores fueron de los primeros pasos que se dieron hacia la conducción autónoma, pero también han sido clave para la prevención de accidentes de tráfico. La integración de estas tecnologías, que llevan apenas aproximadamente 5 años en la industria, ha logrado prevenir hasta poco más del 80% de los accidentes de tráfico que existen en las ciudades.

Los vehículos cuentan con dos tipos de sensores, los primeros son los sensores ultrasónicos – aquellos que miden distancias – y los segundos, se refieren a los sistemas de cámaras y radares. En conjunto, permiten a los conductores identificar vehículos, peatones, bicicletas, cambios de carril y mucho más, para emitir alertas o tomar decisiones que prevengan choques.

Para nunca olvidar lo más importante

Ford desarrolló una nueva tecnología que ha ayudado a prevenir los famosos golpes de calor que sufren los niños y las mascotas cuando llegan a ser olvidados y encerrados en los vehículos por mucho tiempo.

Por ejemplo, Escape Híbrida cuenta con la Alerta de Ocupante o Asiento Trasero muestra una alerta visual en la pantalla central para recordar al conductor que debe revisar los asientos de la segunda fila antes de salir del vehículo. Con esto, las personas podrán recordar cuando hay un pequeño en el auto, una mascota, laptops e incluso, mochilas y bolsas.

Con Ford la única preocupación de los usuarios deberá ser disfrutar de su viaje, crear recuerdos y llegar, siempre, más lejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here