Apple iCar: para el 2025

0
149
car

El Apple iCar –denominación no oficial– es el coche eléctrico y autónomo que proyecta lanzar en un futuro la firma de Palo Alto. Aún no tiene fecha de presentación, aunque diferentes informaciones sugieren que el objetivo es presentarlo en 2025.

La historia del extraoficialmente conocido como Apple iCar es ya bastante extensa. Poco importa que se trate de un proyecto en una muy temprana fase de su desarrollo y que el lanzamiento del coche no se vaya a producir, como pronto, hasta dentro de tres años. La idea es que el vehículo sea eléctrico y autónomo.

En mayo de 2022 ha trascendido a través del medio Bloomberg que Apple ha reforzado el departamento que se encarga del proyecto, un claro síntoma de que está más vivo que nunca. Los de la manzana han contratado a Desi Ujkashevic, que ha trabajado en el departamento de ingeniería de seguridad de Ford durante más de tres décadas. Entre los proyectos que ha desarollado en la marca del óvalo está el avance en la tecnología autónoma.

Se sabe también desde hace tiempo que Kevin Lynch, uno de los responsables del Apple Watch, es el que lidera actualmente el proyecto del iCar. La intención es comercializarlo equipado con diversos dispositivos de Apple con los que el coche interactúe. También se puede adelantar que la pantalla central desde la que manejar el sistema multimedia será similar a un iPad.

Para el desarrollo y afinamiento de la tecnología Apple dispone de una flota de 69 SUV de Lexus en los que hacer las pruebas que sean necesarias. Para ello la marca ha contratado paulatinamente más ingenieros de hardware de conducción autónoma del mundo del automóvil, como por ejemplo CJ Moore, que hasta entonces era el director de software de conducción autónoma de Tesla.

En un principio Apple pensó en un coche de desarrollo propio, aunque en los últimos tiempos los de Palo Alto han entablado conversaciones con diferentes fabricantes establecidos para llegar a un acuerdo de colaboración al respecto. Pincharon en hueso siempre, de tal forma que las últimas informaciones apuntan a que se ha vuelto al plan inicial. Apple no quiere que el proyecto se retrase más, y es que, en el mejor de los casos, se vislumbra una presentación en 2025. Diversos medios internacionales afirman incluso que puede que no sea hasta 2027 cuando esto se produzca.

Apple actualmente pone a punto las instalaciones donde se va a trabajar en el iCar, además de cerrar los diferentes contratos con los proveedores. La empresa de Cupertino empezó a probar su tecnología de conducción autónoma en carreteras abiertas en el año 2017. En 2019 sus vehículos recorrían un promedio de 190 kilómetros por medios propios antes de requerir la intervención de un ser humano.

Los esfuerzos automovilísticos de Apple se enmarcan en el denominado Project Titan, que es como se conoce internamente este vehículo. Los primeros bocetos se remontan a 2014, aunque el desarrollo no se ha detenido desde entonces y ha resultado en una tecnología que, según las fuentes, sería superior a la existente ahora mismo en el mercado.

A lo largo de todo este tiempo, el gigante americano ha patentado una serie de soluciones que dejaban entrever sus intenciones. Así, en 2019 registró un sistema de dirección-suspensión por cable y un conjunto de sensores para el reconocimiento facial del conductor. Ambas tecnologías estaban orientadas a la conducción autónoma.

Reuters reportó ya hace meses que el Project Titan ha avanzado lo suficiente como para que Apple vea factible comercializar un coche eléctrico para las masas. Las fuentes de este medio aseguran que el diseño de sus baterías podría reducir «radicalmente» el precio e incrementar su autonomía. «Será como la primera vez que viste el iPhone». Aparentemente, conseguiría que sus celdas prescindiesen de los módulos y elementos contenedores y las agruparía como un solo bloque. Esto reduciría el espacio que ocupan, lo que abriría la puerta a incrementar significativamente el número de celdas en la batería y, así, la autonomía del vehículo

Además de todo esto, tampoco se descarta que Apple opte por vender su tecnología de conducción autónoma a otros fabricantes, en caso de que finalmente se eche atrás y decida no entrar en el mercado con un vehículo propio. No obstante, a día de hoy esto último parece descartado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here