Mercedes-Benz Actros 510CV: Máxima seguridad y rentabilidad | Prueba

0
313
volvo

En esta ocasión ponemos a prueba el nuevo Actros con una combinación muy enfocada al transporte de larga distancia: cabina L StreamSpace de piso plano acompañada de una cadena cinemática equipada con un grupo trasero más largo.

Por Antonio Herrera

El fabricante alemán nos presenta el nuevo Actros equipado con la segunda generación del motor OM 471. El escalón de potencia elegido para realizar la prueba es uno de los  más demandadas por las empresas de transporte de media y larga distancia: el 510 cv. No es el más potente de los 13 litros de Mercedes porque por arriba podemos optar por un escalón aún más potente de 530 cv.   

Como novedades más destacadas en esta nueva generación hay destacar la mejora del sistema de inyección X-Pulse que aumenta su presión máxima hasta los 2700 bar. El turbocompresor sigue manteniendo la geometría fija pero su montaje pasa a ser ahora asimétrico. Con estas actualizaciones mecánicas, este propulsor de mantener casi intactos sus 2500 Nm de par durante más de 500 rpm. Esta entrega es casi completa desde las 900 rpm a las 1450 rpm. Como hemos comprobado, con esta entrega de par este propulsor se mantiene en un régimen óptimo de consumo durante casi toda nuestra ruta. En cuanto a su potencia, la curva nos indica que a 1450 rpm se dispone casi en su totalidad de los 510 cv y los estira hasta las 1700 rpm.

Cuatro modos de conducción
La caja de cambios PowerShift de tercera generación es la encargada de transmitir la potencia del motor. Viene equipada con cuatro modos de conducción; standard, Economy, manual y el nuevo Economy+. Este nuevo modo de conducción es fruto de la capacidad del sistema PPC (Predictive Powetrain Control), que es capaz de añadir aún más eficiencia a esta cadena cinemática eliminando el kickdown y limitando a 82 km/la velocidad máxima.
También hemos estrenado en esta prueba la nueva desmultiplicación del eje trasero con una ratio de 2.412 que es el más largo que ofrece el fabricante alemán. Los consumos intermedios con este grupo largo han sido los mejores de la marca hasta ahora, pero el resultado final se ha visto penalizado por la estrategia de la cadena cinemática en las subidas: mantener las 1500 rpm de motor.
Con esta nueva relación de 2.412 rodando a una velocidad de 85 km/h que es nuestro estándar en los test, hemos necesitado 1105 rpm. Si queremos rodar a 90 km/h con este nuevo desarrollo pondremos a nuestro motor a 1170 rpm.

Muchos cambios en el puesto del conductor
Toda esta mecánica va acompañada de una cabina L en su versión StreamSpace. No es la cabina con más  altura libre interior disponible, pero con 1990 mm entre los asientos el confort interior está más que garantizado. Además, en este StreamSpace podemos elegir un suelo plano como el que hemos tenido la oportunidad de disfrutar. Por otro lado, en la parte aerodinámica, este modelo con algo menos de frente ayuda a mejorar el consumo. El nuevo diseño del salpicadero, que ahora es algo más estrecho que su predecesor, garantiza una buena movilidad dentro de la cabina. En esta ocasión el equipamiento elegido por la marca opta por una sola litera de 750 mm de ancho x 2200 de largo. Bajo ella disponemos de una gran nevera y un cofre que se reparten el espacio existente al 50% en la parte central. Detrás de los asientos, los cofres disponen de tapa y son accesibles desde el exterior. La parte superior trasera la litera es sustituida por una malla que hace las funciones de porta objetos de gran tamaño.
Lo más llamativo y lo que ha recibido un cambio más importante es sin ninguna duda el puesto del conductor. Su nuevo diseño y carga tecnológica lo coloca por delante de sus competidores. Un puesto moderno y que no se diferencia mucho de un puesto de conducción de su gama de turismos. Destacan sus dos pantallas, que nos proporcionan abundante información, y el sistema de cámaras que sustituye a los espejos retrovisores, y elimina los tan recordados y molestos ruidos aerodinámicos, su funcionalidad es muy elevada. Además no solo sirve como espejo retrovisor, sino que además nos añade un plus de seguridad a la hora de realizar maniobra durante la conducción.

Alarde Tecnológico
Este Actros no solo dispone de un motor optimizado con unos consumos muy ajustados, además es el camión con el equipamiento tecnológico más alto del mercado. Unos sistemas ya son conocidos en anteriores versiones y otros son totalmente nuevos. Entre los sistemas nuevos que incorpora, cabe destacar el ADA (Active Driver Assist), para entendernos, la conducción semiautónoma. Ya es la segunda vez que tenemos la oportunidad de disfrutar de este sistema de conducción y nos sigue sorprendiendo su suavidad en el guiado del camión. Una vez activado y siempre con la debida prudencia, nos puede ayudar en algún momento en el que tengamos que distraer la mirada de la carretera sin miedo a una salida de la vía. En cuanto a los ya conocidos, no dejan de evolucionar. Es el caso del ABA (Active Brake Assit) ya se encuentra en su 5 generación ahora aúna los datos obtenidos por el radar y la cámara para mejorar notablemente su eficacia. 
Otro nuevo sistema importante para la seguridad, es el asistente de giro. Su función es doble, por un lado, nos avisa de la existencia de un obstáculo ya sea ciclista u objeto en la zona de barrido de la derecha. Su otra función es la ayuda que nos brinda a la hora de realizar una maniobra de adelantamiento ya que nos avisa mediante un triángulo situado en el pilar A derecho del momento en que la vuelta al carril es segura.
Por último, el nuevo PPC engloba y completa las funciones de la conducción automatizada. Esta nueva actualización ahora reconoce curvas, cruces, señales de tráfico y rotondas, incluso en carreteras secundarias. La nueva cartografía dispone de los datos de los trazados de las vías de forma precisa.

Siempre por delante
No deja de sorprendernos lo atemporal del diseño del modelo Actros. Uno de estos motivos puede ser que el fabricante alemán se adelanta a su tiempo con sus diseños. En su nuevo interior pasa algo parecido, el fabricante alemán ha resuelto la modernización de su cuadro de control de una manera muy inteligente, sustituyéndolo por una pantalla de 10 pulgadas de alta definición, una solución sencilla, practica y creemos que más económica que un cuadro convencional. Esto es lo que convierte a estos camiones Actros en atemporales. Seguro que dentro de un lustro los seguiremos viendo modernos.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here