Consejos para comprar un auto nuevo o usado de acuerdo a tu sueldo

0
255
usados

Antes de adquirir un vehículo es importante que el comprador analice si sus ingresos son suficientes para cubrir los gastos y obligaciones que demanda un carro como: cuotas de pago, impuestos, seguros, mantenimiento y el estacionamiento.

  1. Evalua tus ingresos y en cuánto tiempo puedes pagar el vehículo:
  • Un auto es, después de la vivienda, uno de los gastos más importantes, pero también supone una responsabilidad. Lo primero que debes hacer es analizar si tus ingresos son suficientes para cubrir los gastos y obligaciones que demanda un carro: cuotas de pago, impuestos, seguros, mantenimiento y estacionamiento.
  • Ya sea que compres un auto nuevo o usado, no gastes más de lo que ganas en un año de trabajo. Para calcular este presupuesto puedes tomar como referencia aproximada qué tipo de vehículo es asequible a la realidad económica e ingresos. Por ejemplo si ganas en soles, pero el préstamo es en dólares y la cuota mensual es, por ejemplo, de US$ 250, es importante tomes en cuenta las fluctuaciones de la moneda local con respecto al dólar para no pagar más por la misma cuota, y asegurarte en qué moneda solicitas el crédito.
  • Un dato importante es que siempre debes consultar con el banco cuál será la Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA), en lugar de guiarse solo por la Tasa Efectiva Anual (TEA). La TCEA es la tasa que incluye todos los cobros y pagos adicionales, con lo que te puedes hacer una idea de lo que vas a pagar realmente cada mes por el préstamo.
  • Por otro lado, a pesar de que las distintas instituciones financieras tienen diferentes condiciones, es importante que tengas en cuenta que los préstamos por lo general suelen cubrir hasta el 80% del valor del vehículo, por lo que se sugiere que ahorres el 20% de su valor como entrada.

En este caso, si deseas comprar un auto de USD 20.000 dólares, deberás pagar USD 4.000 dólares al inicio del crédito. Cuanto mayor sea la entrada, menor será el crédito y menores las cuotas mensuales. Por otro lado, no es recomendable que inviertas todos los ahorros en la entrada del auto, ya que siempre es debes tener un porcentaje de dinero en la cuenta en caso “imprevistos”.

Cálculo rápido: Tu cuota mensual por lo general no debería sobrepasar el 50% de los ingresos mensuales menos los gastos ya programados como son comida, educación, medicinas, créditos, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here