Cómo vender rápidamente un auto de segunda mano

0
237
ventas

En sobreruedas.news les hemos dado muchos consejos para comprar el auto nuevo o usado que más se ajusta a sus necesidades, les hemos ayudado a escoger motor diésel, gasolina, glp o gas natural e incluso les ofrecemos las mejores ofertas de autos. Esta guía les ayudará a vender su auto usado lo más rápido, sencillo y menos frustrante, dentro de la medida de lo posible.

Escribe un buen anuncio, y publícalo en plataformas de clasificados online

Lo primero que van a ver los potenciales compradores de tu auto será el anuncio que hayas publicado en las plataformas online de clasificados. Este anuncio es la carta de presentación de tu auto, una carta que verán miles de personas, entre los que estará su futuro dueño. Es de vital importancia que este anuncio despeje todas la mayor parte de dudas que tenga el comprador. Además del precio, el anuncio debería incluir el kilometraje del auto, y debería reflejar adecuadamente su estado mecánico, su mantenimiento, y posibles averías o defectos del auto.

Un breve listado con el equipamiento destacado del auto es importante, especialmente si nuestro autoe tiene extras «jugosos» como una suspensión deportiva, asientos de cuero o navegador. Para que el futuro comprador tenga la máxima información posible a la hora de tomar su decisión. La sinceridad y veracidad del anuncio dará solidez al precio que marques, y evitará negociaciones agresivas a la baja.

Dice el refrán que una imagen vale más que mil palabras, y en este caso, es completamente cierto. No hace falta que las fotos de tu auto sean tan buenas como las de nuestro fotógrafo, pero deben reflejar adecuadamente el estado de tu auto. Las fotos deben cubrir todos los ángulos del coche, y en ellas debe haber fotos del interior, con especial foco en elementos sujetos a desgaste, como el volante o la palanca de cambios. Una foto del cuadro de instrumentos, el motor, los neumáticos y los documentos al dìa son un claro valor añadido al anuncio.

Ajusta el precio al mercado y el estado del auto

El anuncio de tu auto es tu carta de presentación, pero su precio será lo que determine la cantidad de llamadas que recibas. El precio del auto debe estar acorde a su estado, a la cotización de mercado en sí y a su kilometraje. Al menos en autos «normales», la cotización de autos clásicos o especiales daría para varios artículos. Conocer el precio óptimo de venta de tu auto es una tarea compleja. Una buena forma de ver qué precio aproximado puede pedir es buscar autos como el tuyo, de similar edad, kilometraje y motorización en portales de compra y venta online.

Si tu auto está excepcionalmente mantenido o tiene pocos kilómetros, puedes pedir un precio algo superior al de mercado, pero ten en cuenta que la venta podría demorar más tiempo. Si quieres vender el auto rápidamente, ofrécelo a un precio atractivo. A la pregunta «¿debo poner un precio negociable?» sólo tú puedes responder. Si no tienes excesiva prisa en vender el auto o no eres un buen negociador, no muevas el precio. Si quieres vender el auto rápidamente y estás dispuesto a bajar su precio en el clásico «tira y afloja» de la compra-venta del auto, hazlo bajo tu propia responsabilidad.

Más allá de lo bien que redactes el anuncio, las fotos que hagas al auto o el precio que tenga, debes tener claro que un auto bien mantenido será mucho más sencillo de vender. Pocos compradores de autos de segunda mano quieren comprar un auto con un montón de cosas por hacerle, a no ser que sean simples, o hayan conseguido el auto a precio de derribo. Aunque estemos tentados a escatimar en gastos y mantenimiento de un auto que queremos vender de forma inminente, estaríamos cometiendo un error. Algo tan sencillo como un cambio de aceite o dos neumáticos nuevos pueden inclinar la balanza a nuestro favor.

Sé sincero y nunca ocultes los defectos de tu auto. Si mientes, harás perder el tiempo al posible comprador, un comprador que podría entonces iniciar una agresiva negociación de precio a la baja, o en la mayor parte de casos, marcharse airado – y con razón. Si «se la cuelas» y lo descubre, el peso de la ley caerá sobre ti. Siempre debes permitir que el potencial comprador pruebe el auto, al igual que nunca deberías comprar un auto de segunda mano sin poder probarlo. Además de esta prueba dinámica, en la que acompañarás al posible comprador mientras conduce el auto, deberás aceptar inspecciones pre-compra del auto en taller.

Estas revisiones mecánicas correrán a cuenta del posible comprador, y en muchas ocasiones son la única manera de detectar defectos en el auto y su mecánica. El resultado de esta inspección inclinará la balanza hacia el posible comprador – si existen defectos desconocidos – o hacia el vendedor, si el auto está de verdad impecable. Con la prueba fehaciente del estado del auto, tanto el comprador como el vendedor evitan posibles estafas, vicios ocultos, malentendidos o problemas legales. Sé atento y puntual con el posible comprador, al igual que respetuoso: va a desembolsar una importante suma de dinero confiando en ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here