Volkswagen y Audi no crearán nuevos motores de combustión

0
236
vw

Primero Audi y ahora Volkswagen han confirmado que no crearán ningún nuevo motor de combustión interna para sus coches. Actualizarán sus propulsores existentes en los años venideros, pero no crearán ningún nuevo proyecto desde cero porque ahora mismo su objetivo pasa por la transición a la electrificación.

Ésta no es la primera vez que un fabricante generalista hace un anuncio de esta índole, porque Daimler ya dijo en septiembre de 2019 que detendría el desarrollo de los motores térmicos para centrar todos sus esfuerzos en los eléctricos. La futura prohibición de la gasolina y el Diesel, y las restricciones de emisiones obligan a este paso.

De este modo, a corto y medio plazo la estrategia pasa por trabajar sobre sus unidades ya existentes para cumplir con el nuevo estándar europeo de emisiones Euro 7, que entrará en vigor en 2025.

«Los planes de la Unión Europea para un estándar aún más estricto con el Euro 7 suponen un gran reto técnico», ha dicho Markus Duesmann, director ejecutivo de Audi, en declaraciones a la publicación alemana Automobilwoche.

«Eso limita mucho el motor de combustión. Nosotros no desarrollaremos ningún motor nuevo, sino que adaptaremos nuestros motores ya existentes a las nuevas directrices de las emisiones».

Lo mismo declara Ralf Brandstatter, director ejecutivo de la marca Volkswagen.

«En estos momentos no veo que presentemos otra familia de motores completamente nuevos. Todavía los necesitaremos por un cierto tiempo y tienen que ser lo más eficientes posibles», aludiendo al mismo concepto que Duesmann.

Otra empresa del Grupo VW es Porsche, que aún no ha hecho este anuncio. De hecho, en la presentación del 911 GT3 de la generación 992, la marca verbalizaba su deseo de que los GT3 del Porsche 911 sean los últimos coches de la firma en abrazar la electrificación.

Sea como sea, un punto que convendrá seguir con atención en los próximos meses será la evolución legislativa de los combustibles sintéticos, que en estos momentos son vistos como una solución de los fabricantes tradicionales para reducir las emisiones y ganar tiempo.

Michael Steiner, director de Investigación y Desarrollo de Porsche, ha dicho a la revista Autocar que este tipo de combustibles deberían permitir prolongar la vida del motor térmico.

«Tenemos que hacer muchas cosas para reducir las emisiones de dióxido de carbono y estamos comprometidos, pero el problema no es el motor, sino el combustible que quemas», ha explicado.

«Estamos haciendo un gran esfuerzo para convencer –a los entes reguladores– de que debería haber un margen legal para que los coches circulen con combustibles sintéticos».

«No sabemos si eso quedará reflejado en la legislación, pero en principio ya estamos superando lo malo –las emisiones de CO2–».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here