Skoda Octavia 2021: el híbrido enchufable

0
530
skoda

El Skoda Octavia de cuarta generación renueva considerablemente su aspecto exterior, aporta una mayor carga tecnológica y una gama mecánica que incluye motores de gasolina, Diesel, de GNC, ‘mild-hybrid’ y dos híbridos enchufables bautizados como iV, uno de ellos el RS.

El Skoda Octavia de cuarta generación supone la renovación de un producto que en 1997 adoptó una denominación ya utilizada por la marca entre 1959 y 1971. Su importancia fue crucial en la expansión europea de la marca y, concretamente en España, popularizó la casa checa con un producto de férrea fiabilidad y demostrada practicidad. Hoy se trata de un vehículo a caballo entre el segmento C y el D que ofrece además una variante deportiva, el Skoda Octavia RS iV que se trata en un artículo específico. En junio de 2020 debutó la versión familiar todocamino, el Skoda Octavia Scout 2020.

El nuevo Skoda Octavia parte de la plataforma MQB Evo, la misma de la que nacen el Volkswagen Golf 8 y el Seat León 2020.

El actual Skoda Octavia destaca por un frontal con un rediseñado faldón y unas ópticas que varían la mirada del modelo. Éste, en su versión familiar Combi, tiene una longitud de 4,69 metros, 22 milímetros más que su predecesor. La misma medida anuncia la berlina, aunque en este caso el crecimiento es de 19 milímetros. La anchura es en ambos casos de 1,83 metros. Además Skoda confirma que las llantas pueden ser de hasta 19 pulgadas. Las del híbrido enchufable, RS aparte, son de 18 pulgadas.

Los faros delanteros y traseros del nuevo Skoda Octavia ofrecen un diseño más estrecho y tecnología led, mientras que las versiones tope de gama tienen en la zona delantera con faros Matrix full led. Por su parte, en la zaga los faros traseros full led incluyen intermitentes dinámicos.

La versión híbrida enchufable apenas se diferencia tan sólo en la presencia de la toma de carga sobre el paso de rueda delantero izquierdo y en la inscripción iV situada en la zaga.

Otro de los puntos a destacar del nuevo Skoda Octavia 2020 es su aerodinámica, puesto que la versión berlina ofrece un Cx de 0,24 y la Combi de 0,26.

En abril de 2021 debuta el acabado Sportline, disponible en ambas carrocerías del Skoda Octavia.

La Sportsline se sitúa entre las versiones Style y RS. Esta última permanece como la joya de la corona.

A nivel estético, el Octavia Sportsline introduce un spoiler frontal y uno en la zaga, ambos de color negro. Aplica el mismo color a la zona del difusor, el marco de la parrilla central y la palabra Skoda en el tren trasero.

De serie, las llantas son de aleación y tienen 17 pulgadas. El comprador puede decantarse por unas de 18 pulgadas o unas de 19.

En el interior, el Octavia Sportline recibe un volante específico y asientos de corte deportivo con los reposacabezas integrados.

SKODA OCTAVIA 2021: INTERIOR

El Skoda Octavia 2020 incluye un nuevo volante de dos radios, disponible en multifunción con hasta 14 funcionalidades diferentes. El diseño de su parte baja parece indicar que va a nacer un tercer radio que finalmente no es tal. Se trata de una solución bastante original.

También se han rediseñado la consola central, los paneles de las puertas y el salpicadero. Como opción aparece el aire acondicionado trizona Climatronic.

Es la primera vez que el Skoda Octavia incorpora unos asientos certificados como AGR, el sello de la Aktion Gesunder Rücken, que es una asociación que promueve la investigación y la prevención del dolor de espalda. Están disponibles desde el acabado Style y disponen de longitud y altura eléctricamente ajustables, una superficie de asiento extensible y calefactada, soporte lumbar y, además del sistema de calefacción de serie, una función de ventilación y tapicerías de cuero perforado.

Otro de los puntos que ha mejorado en el nuevo Skoda Octavia es el Virtual Cockpit, con pantalla de 10 pulgadas y con un display más intuitivo. Se pueden elegir hasta cuatro configuraciones diferentes, que son Básica, Clásica, Navegación y Sistemas de Asistencia al Conductor. La pantalla central también puede ser de hasta 10 pulgadas –de serie es de ocho–.

Tanto la pantalla del sistema multimedia como el cuadro de mandos ofrecen informaciones específicas en la versión híbrida enchufable que tienen que ver con la autonomía y la potencia eléctrica como con el funcionamiento del sistema tanto a la hora de acelerar como durante la recarga en marcha.

El Skoda Octavia permite elegir entre tres sistemas multimedia diferentes, que se llaman Columbus, Swing y Bolero. En todos ellos el conductor puede personalizar, dividir y asignar las funciones más importantes a la pantalla de inicio. Los elementos individuales pueden moverse y reorganizarse de forma táctil. Para ajustar el volumen se pueden utilizar los mandos del volante o el nuevo botón táctil deslizando situado en el borde inferior de la pantalla. El asistente digital que dispone la marca se llama Laura, y ayuda al conductor a apartar lo menos posible la vista de la carretera.

El head-up display es opcional, y aporta datos como la velocidad, las instrucciones de navegación, las señales de tráfico identificadas o los sistemas de asistencia al conductor activos directamente sobre la pantalla.

El Octavia de nueva generación es capaz de almacenar todos los perfiles del sistema de infoentretenimiento y aire acondicionado, así como los ajustes del asiento del conductor y de los retrovisores, en la nube de Skoda. Se pueden guardar hasta 14 perfiles diferentes que, además, pueden transferirse a otros modelos de la marca checa.

La capacidad del maletero es de 600 litros en el caso de la berlina y de 640 en el del familiar. Con el motor híbrido enchufable se pierden en ambos casos 150 litros. Los cables van guardados en un doble fondo bajo el maletero.

SKODA OCTAVIA 2021: EQUIPAMIENTO

El Skoda Octavia 2020 debuta con tres niveles de equipamiento, Active, Ambition y Style, además del Octavia Scout, de corte más aventurero, y el Octavia RS, el modelo deportivo. El híbrido enchufable tan sólo está disponible con los acabados Ambition y Style, aunque con algunas peculiaridades como la presencia siempre de llantas de 18 pulgadas.

El acabado Ambition ofrece climatizador automático, control de crucero, faros con tecnología led –también los antiniebla–, acceso y arranque sin llave, sistema multimedia con pantalla de 8 pulgadas compatible con Apple CarPlay, sensores de parking, alerta de cambio de carril y sensores de estacionamiento delanteros y traseros, entre otras cosas. El Style presenta elementos como una pantalla de 10 pulgadas para el sistema multimedia, cámara de visión trasera, espejos retrovisores exteriores fotosensibles, paquete cromado completo, llantas de aleación de 17 pulgadas o los faros led adaptativos MatrixBeam.

Esta nueva generación es la primera en ofrecer Head-Up Display. También cuenta con nuevos sistemas de infoentretenimiento con servicios de streaming opcionales, además de conexión sin cables para Smartphones. Esto último no ha impedido que se incluyan también cinco puertos USB-C en la zona trasera y un enchufe de 230 voltios opcional. También es un extra el nuevo sistema de sonido Canton.

Respecto a los sistemas de seguridad, destacan el nuevo Asistente de Prevención de Colisión, la Alerta de Salida o el Hands-on Detect, gracias al cual el coche es capaz de comprobar si el conductor toca o no el volante de forma consistente y así actuar ante una eventual emergencia.

La Skoda Connect App permite controlar a distancia ciertos parámetros del vehículo. En concreto, si se dispone de la versión híbrida enchufable se puede programar la carga o consultar la autonomía. También se puede preclimatizar el habitáculo.

SKODA OCTAVIA 2021: MECÁNICA

La gama mecánica de la cuarta generación del Skoda Octavia es amplia y variada. Además de los mejorados motores de gasolina TSI y Diesel TDI también hay disponible una variante de GNC, una híbrida enchufable –RS aparte–y dos ‘mild-hybrid’.

El motor de 1.0 litros TSI de tres cilindros con 110 caballos de potencia y el 1.5 TSI de 150 caballos se apoyan en un motor de arranque de 48 voltios y a una batería de iones de litio de 48 voltios siempre y cuando se asocien a un cambio automático DSG de 7 velocidades. En el caso de contar con el cambio manual de seis marchas ambos propulsores carecen de microhibridación. Por su parte, el 2.0 TSI de 190 caballos sólo está disponible con tracción total y cambio DSG de siete marchas.

El Skoda Octavia 2021 ofrece también una variante híbrida enchufable llamada iV y basada en el motor de gasolina 1.4 TSI con 204 caballos de potencia. El cambio es un DSG automático de seis marchas. Esta variante incorpora el sistema E-Noise, capaz de generar un sonido semejante al del motor de combustión con bajas frecuencias que aumentan según sube la velocidad. El motor eléctrico aporta por sí solo 85 kilovatios, mientras que el térmico hace lo propio con 150. El par máximo total es de 350 Newton metro.

La batería que alimenta el motor eléctrico tiene una capacidad de 13 kilovatios hora, y asegura una autonomía máxima según WLTP de 60 kilómetros, lo que le da derecho a lucir la Etiqueta Cero. La potencia máxima de recarga que admite, siempre en corriente alterna, es de 3,6 kilovatios. Si se aprovecha con una wallbox, recuperar el 80% de la capacidad de la batería lleva poco más de dos horas y media. En un enchufe convencional de 2,5 kilovatios este tiempo asciende a tres horas y 45 minutos. La garantía de la batería es de 8 años o 160.000 kilómetros.

Además de los modos de conducción que modifican la respuesta del acelerador, la dirección y demás, el híbrido enchufable permite elegir entre tres modos de funcionamiento electrificado. El E-Mode es el que permite circular sólo con el motor eléctrico. El Hybrid Auto se encarga de gestionar ambos motores y el estado de la carga de la batería de forma automática. Por último está el Hybrid, en el que el conductor elige un porcentaje de carga de la batería del que no quiere baja o hasta el que quiere recuperar y la gestión electrónica del coche es capaz de mantenerlo o alcanzarlo a través de la frenada regenerativa. Ésta, por cierto, tiene tres niveles, el automático, uno más agresivo que permite conducir prácticamente con un solo pedal y uno más liviano que deja correr el coche cuando se levanta el pie del acelerador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here