La gran apuesta de Volvo por el híbrido enchufable

0
112
volvo

Vivimos tiempos agitados en la industria del automóvil. La reducción de emisiones se ha convertido en uno de los objetivos más acuciantes para los fabricantes de autos y una empresa nada sencilla, especialmente para fabricantes que no estén arropados por alguno de los grandes grupos automovilísticos, que representan una porción importante del mercado internacional. Volvo tampoco se libra de esta nueva etapa que nos ha tocado vivir. Y de hecho, de ahí parte la gran apuesta de Volvo por el híbrido enchufable, y los eléctricos de baterías, que irán completando su gama, hasta prácticamente coparla, en los próximos años.

La gran apuesta de Volvo por la electrificación

En los últimos años Volvo ha ido conformando una gama en la que todos sus productos cuentan con una versión completamente eléctrica o híbrida enchufable. En un año de récord – el sexto consecutivo – Volvo cerró 2019 vendiendo un total de 705.452 autos en todo el mundo, de los cuales 340.605 coches, prácticamente la mitad, se vendieron en Europa.

No menos interesante es el hecho de que 45.933 autos vendidos por Volvo en 2019 fueran híbridos enchufables. Cifras que la marca sueca espera se queden pequeñas con respecto a lo que veremos en los próximos años. Recordemos que los híbridos enchufables de Volvo son capaces de recorrer, según cifras de homologación, más de 40 kilómetros en modo eléctrico.

Recordemos que los fabricantes están obligados a propiciar una reducción de emisiones de CO2 en los próximos años y, de no alcanzar sus objetivos, estarán obligados a afrontar importantes sanciones económicas. Tal y como ha asegurado el CEO de Volvo, Hakan Samuelsson, la marca «no espera pagar ninguna multa ni sanciones» y prefieren dedicar esos recursos «en desarrollar productos y tecnologías y no en pagar sanciones a Bruselas»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here