Honda y el sobrestock de autos que dejó la cuarentena

0
208
honda

Ante el escenario adverso, la marca japonesa ajustó precios hasta en 15% y se alista a potenciar su segmento de SUV, con la nueva CR-V 2020. Para el 2021 espera acercarse a los niveles de venta del 2019 y dar el salto el próximo año.

La prolongada cuarentena ha dejado sobrestocks importantes, afirma Jorge Oshiro, gerente senior de la División Automóviles & Motocicletas de Honda del Perú. “En autos siempre se han manejado inventarios de dos meses y si a eso le sumamos tres meses en los cuales no se vendió nada, significa que todas las marcas en junio nos enfrentamos a sobrestocks de cinco meses”, detalla.

Y el escenario se complica aún si se toma en cuenta que las ventas en esta nueva ‘normalidad’ no están al 100%, generando que el stock de productos siga en aumento.

La marca japonesa en el acumulado a junio de este año cayó 57,2%. En la primera mitad del 2019 logró comercializar 1.145 unidades en el segmento de vehículos livianos; mientras que en el mismo período de este 2020 solo colocó 490 unidades, según data de la Asociación Automotriz del Perú-AAP.

Junio y julio siguen siendo meses fríos, al igual que la estación, para esta industria y para Honda. Según la empresa, en el consolidado del año el retroceso será inevitable y proyectan una caída, incluso, mayor a la del mercado de 50% (llegando a las 1.000 unidades), aproximadamente, siempre y cuando el sector lo haga en 45%.

Esta expectativa de venta, por debajo a la de la industria, responde a que antes de la pandemia se encontraban en todo un proceso de reestructuración de dealears que se complicó con el COVID-19, dice Oshiro. No obstante, señala que curiosamente esta situación ha generado interés también de nuevos inversionistas en manejar la marca, en un terreno donde la disponibilidad de locales comerciales para la venta de autos ha aumentado (en los distritos de La Molina, Surco y Surquillo) ante el cierre de puntos de ventas por parte de los concesionarios.

“La pandemia retrasa estos planes de reestructuración, pero esperamos para fines de año haber renovado el 80% de nuestra la red de concesionarios”, afirma.

Asegura que al ser una empresa diversificada tienen la ventaja de manejar de mejor manera la actual situación, ya que cuenta con otras unidades de negocios como la de productos de fuerza, repuestos y motos. Precisamente, esta última -que hace alrededor del 50% de las ventas de Honda- subvencionaría de alguna manera la división de autos, sostiene.

Destaca que, a diferencia de otros jugadores, en Honda pese a su complicado flujo de caja tomaron la decisión de proteger a sus trabajadores (alrededor de 250) y, por tanto, no despidieron a nadie y tampoco aplicaron la figura de suspensión perfecta.

MANIOBRAS EN EL VOLANTE

Pero si hay algo que la pandemia no logrará es paralizar son los lanzamientos de nuevos modelos de autos, y Honda se alista a arrancar con esta dinámica para mover aguja la aguja del consumo e ir de a pocos liberando stock.

Así, este sábado presentará en sociedad a la CR-V 2020 en tres diferentes versiones, que llega a potenciar su división de SUV.

La alteración más significativa respecto a la anterior versión está en que la parrilla, que guarda un solo elemento cromado que se extiende hasta los faros. En esta misma zona se aplicó el aire de modernidad a la fascia, que tiene líneas rectas y áreas más grandes para permitir el paso del aire hacia el motor. Al interior presenta pocos cambios visibles, pero sí hay una importante mejora en cuanto a sistemas y acabados disponibles.

El modelo CR-V representa el 40% del negocio de autos de Honda y esperan siga siendo el caballito de batalla de la compañía en el Perú, señala Jorge Oshiro. Esta partirá desde los US$30.990 hasta los US$40.000.

Otras de las maniobras que ha tenido que hacer la firma para reducir su cuota de inventarios es ajustar precios, el ejecutivo revela que, dependiendo del modelo, estos han bajado en, aproximadamente, 15%.

Sin embargo, comenta que no han sido los únicos. “Ahora mismo ya todo el mercado ha reducido precios entre 15% y 20%, en promedio. Incluso hay algunas marcas que están siendo más agresivas y han realizado ajustes de hasta 25%”, afirma.

Estima que esta será una práctica que no necesariamente será de muy corto plazo y que se verá hasta el último trimestre de este año.

Para el 2021, el panorama de Honda es mucho más claro y positivo, confiesa Jorge Oshiro, pues esperan acercarse a las ventas del 2019 (2.000 unidades) y ya para el 2022, con un nuevo portafolio de vehículos, dar el salto a las 3.000 unidades.

Un crecimiento agresivo que esperan cumplir, siempre y cuando no se le presenten más sorpresas en el camino, como en su momento lo fue el incremento del ISC y, ahora, el nuevo coronavirus.

Fuente: El Comercio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here