El próximo Ford Mustang será híbrido

0
186
ford

En 2022, coronavirus mediante, llegará al mercado una nueva generación del Ford Mustang. La séptima generación aterrizará casi 60 años después del lanzamiento del primer pony car, y lo hará ante la atenta mirada de una enorme base de fans y puristas – enorme y expectante. El Ford Mustang debe seguir demostrando que es un deportivo purista y asequible, pero al mismo tiempo, no puede quedarse atrás en términos de tecnología y emisiones. El deportivo más vendido del mundo enfrentará esta nueva etapa abrazando la hibridación. Veamos cómo.

Antes de nada, hemos de recordarles que se está a punto de lanzar el Ford Mustang Mach-E, un crossover eléctrico que lleva el nombre del icónico deportivo estadounidense. El Mach-E es uno de los proyectos personales de Jim Hackett, actual presidente de Ford, y un impulsor de la electrificación de toda su gama. El Ford Mustang no se librará de esta electrificación. La séptima generación del Ford Mustang se venderá en Europa y también en mercados donde se conduce por la izquierda. Pero con toda seguridad será muy diferente a su predecesor.

Aunque seguirá siendo un coupé tradicional y tendrá una versión descapotable, la electrificación lo transformará al completo. Según Autocar, este Ford Mustang seguirá teniendo una versión de ocho cilindros en uve, pero las estrictas normativas europeas de emisiones – las mismas que han dado al traste con el Ford Focus RS – obligarán a que esta versión tope de gama sea híbrida. De hecho, se menciona que el Ford Mustang podría compartir plataforma con el Ford Explorer, cuyo lanzamiento en España con una motorización enchufable es inminente.

El Ford Mustang GT tendría dos motores eléctricos, que accionarían el eje delantero. El V8 – se espera que sea una evolución del actual V8 atmosférico – propulsaría únicamente las ruedas traseras y los motores eléctricos entrarían en funcionamiento ante pérdidas de adherencia o en condiciones de baja carga de acelerador. Incluso podrían mover al auto por sí mismo en algunas circunstancias. No sabemos si el Ford Mustang será un auto enchufable o será un híbrido convencional, pero esta compleja hibridación parece apuntar a la definitiva desaparición del cambio manual.

Un puñal al corazón de los más puristas. Se supone que Europa seguirá disfrutando de una versión turbo de cuatro cilindros, que también contaría con algún tipo de hibridación, quizá de tipo ligero. Lo que parece prácticamente descartado es que se vendan en Europa versiones sin hibridar del Ford Mustang, algo que podría aún suceder en el mercado estadounidense. Sea como fuere, es el precio que tenemos que pagar para poder seguir disfrutando del Mustang.

Las normativas europeas de emisiones medias son implacables con el purismo de los más petrolhead: lo destrozan sin compasión. A nivel de diseño, el Ford Mustang podría inspirarse parcialmente en el Mach-E. Seguirá siendo musculoso y su interior será mucho más tecnológico, con una gran pantalla en posición vertical ocupando la consola central.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here