Audi lanza una edición especial del TT RS para conmemorar los 40 años de la tracción Quattro

0
15
audi

Para celebrar los 40 años de su famosa tracción integral Quattro Audi ha lanzado una edición especial del TT RS limitada a 40 unidades y disponible sólo en el mercado alemán por un precio de 114.040 euros, con su 2.5 TFSI de 400 CV, pero con una pequeña dieta de adelgazamiento y una estética de lo más evocadora.

Lo más diferenciador de este TT RS 40 lo encontramos en su aspecto exterior, el cual luce un color blanco Alpine, el mismo que podemos ver en las generosas llantas de 20 pulgadas, y que junto a los diferentes adhesivos, como los anagramas Quattro en los laterales o las franjas tricolor, le otorgan un aspecto que recuerda poderosamente al Audi Sport Quattro S1 vencedor del Pikes Peak en 1987 a manos de Walter Röhrl. Así, ese exterior se ve acentuado por el negro brillo en contraste de elementos como la parrilla, el logo de los cuatro aros, los retrovisores, el difusor trasero y el gigantesco alerón regulable, así como la toma de aire en carbono del capó. Por último, y no menos importante, cuenta la gente de Audi Sport que el kit de carrocería que muestra ha sido estudiado aerodinámicamente en el túnel de viento, de forma que todos esos aditamentos son puramente funcionales, y no un alarde estético. De hecho, a máxima velocidad proporcionan un empuje vertical de 9 kg en el eje trasero y de 5 kg en el trasero.

Respecto a su interior, llama la atención el hecho de que no dispone de equipo multimedia ni de las dos minúsculas plazas traseras, las cuales han sido sustituidas por unos refuerzos en fibra de carbono que aumentan la rigidez torsional a la vez que reducen el peso en 16 kg. Así, el habitáculo se completa con unos asientos deportivos tapizado en cuero y Nappa con pespuntes blanco en contraste, al igual que el bordado «40 Jahre / quattro». El broche final lo ponen la consola central en color blanco y las franjas tricolor a juego con las exteriores, así como el volante de alcántara con la correspondiente franja blanca a las doce.

Su mecánica se ha mantenido sin cambios, ya que las prestaciones del cinco cilindros 2.5 TFS con 400 CV y 480 Nm son más que envidiables, con un 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (un McLaren 540C Coupé es sólo 0,2 segundos más rápido) y una velocidad máxima, que para esta edición especial, se ha limitado a 280 km/h en lugar de los habituales 250 km/h. En cuanto a la caja de cambios, recurre a una S-tronic de doble embrague con 7 relaciones.

Así, gran parte de esas buenas prestaciones se deben a un comedido peso para los estándares actuales de 1.525 kg, así como a la mencionada tracción integral sobre la que se articula este post y que distribuye el par entre ambos ejes según las condiciones de adherencia, además de un sistema que frena la rueda interior de la curva para mejorar el paso por ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here