Aston Martin DBR22: guiño exclusivo al pasado con mirada al futuro

0
97
aston

El Aston Martin DBR22 es un speedster de aires retro que se impulsa gracias a un motor V12 capaz de desarrollar una potencia de 715 caballos. Su debut se producirá en Pebble Beach.

Aston Martin está explotando a la perfección el filón de las series especiales inspiradas en sus automóviles míticos. Versiones de tirada corta, incluso confidencial en algún caso –con el ‘plus’ de precio de exclusividad que ello comporta– y que son relativamente sencillas de fabricación, pues aprovechan la base de sus modelos actuales en producción. El que hoy nos ocupa se llama Aston Martin DBR22 y viene a sumarse a una lista conformada por unidades como los DB4 ‘Continuation’, DB 5 ‘James Bond’, One 77, Vulcan, Victor o Vantage V600, antes de ofrecer el V12 Speedster inspirado en el DBR1 que ganó las 24 Horas de Le Mans de 1959, presentado el pasado año.

Ahora, para la Semana del Automóvil de Monterrey y los eventos de Pebble Beach, llega un DBR22 obra del departamento ‘Q by Aston Martin’ dedicado a vehículos especiales. Un coche, además, digno de la celebración del décimo aniversario del nacimiento de ‘Q’. Se trata de un biplaza roadster que bebe en la mismas fuentes del V12 Speedster, los coches de competición de la marca de los años ’50, el DBR1 y el DB3S, sobre todo de este último, que en su día fueron de los más admirados y competitivos en las pistas.

Esta vez Aston Martin ha ido un poco más lejos, ya que con el DBR22 muestras nuevas tecnologías y técnicas de producción, de forma que a la par de ser un homenaje a lo mejor del pasado es asimismo una puerta al futuro.

ASTON MARTIN DBR22: EXTERIOR

El Aston Martin DBR 22 tiene bastantes parecidos con el V12 Speedster, aunque este parece más ‘egoísta’ con la barra de separación entre conductor y acompañante o entre piloto y copiloto, como prefieran.

A primera vista, los dos modelos se diferencian no sólo en la ausencia de la barra de separación en el DBR22 sino también en que éste lleva un pequeño parabrisas del que carere su antecesor.

Puestos a buscar más diferencias, encontramos una calandra diferente –de nuevo diseño en fibra de carbono– que le da el aire de familia, sí, pero a la vez un aspecto único. La impresionante salida de aire del capó motor y los paneles laterales también marcan diferencias.

Todo ello, sin embargo, con unas curvas suaves y enlazadas que dan sensación no sólo de deportividad sino de refinamiento y elegancia. Hay que resaltar asimismo que la carrocería está confeccionada a partir de un número mínimo de paneles que la hace más musculosa y a la vez más fluida.

Todo se complea con llantas de 21 pulgadas con un nuevo diseño de 14 radios que se ofrecen en diversos colores. Una de sus características es su fijación por dado central, como los vehículos de competición.

ASTON MARTIN V12 DBR22: INTERIOR

El Aston Martin DBR22 es un biplaza deportivo, pero que no renuncia a ciertos lujos o a un interior refinado, aunque siempre teniendo el peso como ‘enemigo a batir’. A pesar de inspirarse en la competición no es ‘minimalista’.

Entronca conceptos clásicos y modernos, combinando cuero y fibra de carbono vista. El tablier es de nuevo diseño, limpio y despejado, con pantallas de infoentretenimiento.

Tras los amplios asientos de corte deportivo con base en fibra de carbono encontramos dos góndolas gemelas, apoyanucas, que contribuyen a la aerodinámica y dan carácter especial al estilo del coche.

Mención especial merecen las opciones de pintura, absolutamente a la carta de los deseos del comprador –incluida la fibra de carbono tintada– según un programa exclusivo de ‘Q by Aston Martin’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here