Grupo Volkswagen: «No se puede acelerar la transición hacia el coche eléctrico»

0
74
vw

El CEO del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha asegurado que no se debe acelerar la transición hacia el coche eléctrico más de lo necesario porque es imperativo que haya suficiente tiempo para adecuar tanto la infraestructura como los procesos de fabricación.

La transición hacia el coche eléctrico genera debate desde hace años. Su obligada llegada a Europa tiene en alerta a los diferentes fabricantes, que actualmente acometen grandes inversiones para lograr que sus productos sean competitivos. Sin embargo, el desembarco masivo del vehículo de baterías debe ser algo progresivo al que no le afecten las prisas. Así lo considera Herbert Diess, máximo responsable del Grupo Volkswagen, que afirma sin rodeos que «no se puede acelerar la transición hacia el coche eléctrico».

Diess opina que es necesario un tiempo para que la infraestructura, tanto la que afecta al consumidor como la referida a las marcas, esté lista. «Todo estará allí para el crecimiento, pero se necesita una gran inversión y tiempo para lograrlo. Necesitamos que se modifiquen o construyan las plantas correctas, que la capacidad de producción de baterías esté disponible y que se construya una cadena de suministro segura y sostenible. Además, el cliente necesita que se establezca la infraestructura correcta para vivir con los automóviles».

Por ejemplo, las seis plantas de fabricación de baterías que va a levantar el Grupo Volkswagen en Europa, una de ellas en Sagunto, va a tener un coste de entre dos y tres millones de euros cada una. «Nuestro objetivo es ser el líder mundial en ventas de vehículos eléctricos para 2025. Tenemos un plan muy ambicioso para lograrlo y hemos invertido mucho, pero algunos analistas no se toman la cantidad de esfuerzo necesaria para lograr nuestros objetivos lo suficientemente en serio».

Herbert Diess ha asegurado en declaraciones recogidas por Autocar que el Grupo Volkswagen pretende que entre el 7% y el 8% de sus ventas de este año sean eléctricas, un porcentaje que debe aumentar hasta el 25% en 2025 y hasta el 50% o 60% en 2030. Según él, no se puede crecer más rápido a causa del desarrollo necesario de la infraestructura.

Uno de los puntos clave de la electrificación de cara al cliente es lograr ofrecer coches más baratos, algo que el Grupo Volkswagen espera lograr en 2025, momento en el que llegarán tres nuevos urbanos de baterías por parte de Skoda, Cupra y Volkswagen. Su precio de salida rondará los 20.000 euros. «Tenía sentido entrar en los vehículos eléctricos de arriba hacia abajo, pero para 2025 creemos que será el momento adecuado para un automóvil del tamaño de un Polo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here