Escándalo en Tesla: está vendiendo autos nuevos en 2021 con baterías de 2017

0
206
tesla

Cuando uno compra un coche nuevo espera que sea del mismo año que lo ha pedido, aunque todos sabemos que ciertos componentes pueden tener una edad superior a la fecha de producción. Esta inconveniencia se acepta en cada pedido, pero lo que no es normal es encontrarse con piezas de desgaste con cuatro años de vida en un coche nuevo. Pues bien, eso es lo que parece que está pasando en algunos modelos de stock del Tesla Model 3 en Estados Unidos.

Hay que decir que este problema sólo afecta a los modelos en stock en América. Aquellos que hayan realizado la compra en España no tienen de qué preocuparse. Vamos a entrar en la cuestión principal. Hace unos días salió en redes sociales un pequeño hilo que mostraba claras evidencias de que Tesla está ofreciendo modelos de 2021 del Model 3 con baterías fabricadas en 2017. La propia página informaba de ello en la letra pequeña.

Cuanto menos, resulta muy extraño que una empresa venda un producto nuevo cuando no lo es, o por lo menos con uno de sus componentes principales con una longevidad de cuatro años. Es como si en un coche térmico la compañía lo vende con kilómetros realizados. En este caso no hablamos de baterías usadas con anterioridad, pero sí fabricadas hace tiempo, y como todo el mundo sabe, el paso del tiempo supone una pérdida de las propiedades de la pila.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Como consecuencia, y para evitar posibles denuncias posteriores, Tesla informa que las baterías de estos modelos podrían presentar una pérdida de rango de hasta el 12 por ciento con respecto a los modelos actuales (repetimos que los vende como producto de 2021). Por supuesto, esto no ha gustado a nadie, pues supone una grave pérdida de confianza. ¿Por qué Tesla necesita aprovechar baterías de 2017 para productos nuevos? ¿Ha pasado con más modelos? ¿Están vendiéndose coches antiguos como nuevos?

Los rumores se han disparado, tanto en redes sociales como en las webs especializadas. Ni que decir que Tesla no se ha pronunciado nada al respecto de este grave problema. Lo peor de todo es que la compañía está ofertando estos vehículos con el precio actual, y no como un producto degradado con menor autonomía de la actual. Eso es, posiblemente, lo que ha hecho más daño en toda esta problemática. Si Tesla hubiese reducido el precio del vehículo, el escándalo no hubiese sido tan alto.

Pero no, muchos comerciales a lo largo del país están ofreciendo estos coches con baterías de 2017 como coches casi nuevos, definiéndolos como coches de demostración. Si ahora entramos en la web estadounidense de Tesla comprobaremos que todavía hay modelos con dichas características. No sabemos qué medidas piensa tomar la compañía, aunque el problema se sucede en todo el país. También desconocemos si los compradores de dichas unidades tendrán derecho a un reintegro o a un cambio de batería. Todo apunta a un nuevo lío que irá desgranándose los próximos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here