El Salto de Porsche: un impulso para seguir superando límites

0
58
porsche

Stuttgart. Siempre dando un paso más: Porsche reinterpretó la icónica foto del esquiador saltando sobre un 356 B. En este caso, el dos veces campeón olímpico Aksel Lund Svindal es quien repite la acción sobre un Taycan situado entre gigantes montañas nevadas. La nueva versión simboliza la mentalidad de Porsche e indica cómo la marca afronta los nuevos tiempos, atreviéndose a probar cosas nuevas y mirando hacia adelante con valentía y confianza para ir siempre un poco más lejos que los demás. Solo así se encuentran las mejores soluciones.

“Aksel Lund Svindal y el Porsche Taycan representan los mismos valores que el salto de Egon Zimmermann sobre el 356 en 1960: deportividad, coraje y alegría de vivir”, dijo Lutz Meschke, Vicepresidente y miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Finanzas y Tecnologías de la Información. “Y todo ello, por supuesto, con el deportivo más innovador de su tiempo como elemento fundamental. Esto es, ahora, especialmente importante si se quiere establecer una diferenciación frente a la competencia mundial”.

La foto del salto sobre el Porsche Taycan es una reinterpretación moderna de la histórica imagen en blanco y negro y presenta una orgullosa mirada retrospectiva a la impresionante historia de la empresa. “Es un gran honor para mí poder repetir este salto icónico con Porsche y darle sentido a la historia que hay detrás de la fotografía. Es importante tener la valentía necesaria para afrontar nuevos retos”, dijo el embajador de Porsche Aksel Lund Svindal.

La nueva imagen, que presenta al primer modelo puramente eléctrico de la marca, le da un simbolismo aún mayor a esa combinación entre tradición e innovación tan característica de Porsche. “Con la nueva versión damos continuidad a la historia y tendemos un puente entre ayer, hoy y las innovaciones del mañana”, enfatizó Lutz Meschke.

En Porsche, la deportividad y la voluntad de triunfar han definido la movilidad del futuro desde el principio. La búsqueda de desafíos competitivos forma parte de la motivación que nos hace mejorar constantemente a través del propio impulso, sin dejar de preservar los valores y el espíritu propios. “La foto histórica siempre será admirada y es parte del ADN de Porsche. Nuestro trabajo es respetar el pasado, abrazar el presente y ayudar a dar forma al futuro”, dijo Svindal, nacido en Noruega.

“La imagen del salto también es una metáfora de los riesgos que hay que correr para que una empresa sobreviva. El propio salto es un poderoso símbolo de la determinación con la que Porsche persigue sus sueños”, agregó Lutz Meschke, apasionado esquiador y gran aficionado al mundo de los deportes.

El salto como símbolo de la oportunidad de avanzar en los desarrollos
Con dos medallas de oro olímpicas, cinco títulos mundiales y varios éxitos más, Svindal es uno de los esquiadores más prolíficos de las últimas décadas. A lo largo de su impresionante carrera deportiva ha aprendido a afrontar retos con la mente abierta y a focalizarse en sus puntos fuertes. “Siempre tienes que seguir adelante. En las carreras, debo cuestionarme todo constantemente para mejorar; de lo contrario, me adelantarían rápidamente”, dijo el embajador de la marca de autos deportivos.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here