Toyota Yaris 2020: ponemos a prueba la cuarta generación

0
247
yaris

El Toyota Yaris 2020 es la cuarta generación del utilitario japonés. Es más corto que su antecesor, algo que no le impide presumir de un interior más espacioso. Su motor híbrido es un 20% más eficiente y un 15% más potente que su predecesor, puesto que desarrolla 116 caballos. También se comercializa con un motor de gasolina de 125 caballos. Ya se encuentra disponible en los concesionarios españoles desde 15.200 euros.

El Toyota Yaris 2020 supone la cuarta generación del utilitario japonés. La tercera llevaba vigente desde 2012, año desde el cuál se ha renovado en un par de ocasiones. El modelo original data de 1999, momento desde el cual se han vendido más de cuatro millones de unidades sólo en Europa.

Con esta nueva generación Toyota quiere mostrar al Yaris como una opción más cercana a las marcas ‘premium’, de tal forma que su rival más cercano puede ser el Volkswagen Polo, sin dejar de nombrar, obviamente, a otros como el Renault Clio, el Peugeot 208 y el Opel Corsa.

El nuevo Toyota Yaris 2020 parte de la plataforma TNGA-B, una base que ha permitido crear un coche más corto que su antecesor pero con mayor distancia entre ejes, lo que deriva en un habitáculo de mayor amplitud. Desde esta misma base nace el Toyota Yaris Cross, la variante SUV del modelo. La familia la completa el Toyota GR Yaris.

Originalmente el Yaris se fabricaba tan sólo en la planta que Toyota tiene en Valenciennes, Francia, pero desde noviembre de 2021 también se ensambla en Kolin, República Checa.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

El diseño del Toyota Yaris 2020 responde a la filosofía ‘Big-Small’ de la marca japonesa, que hace referencia a un tamaño contenido del exterior y a un gran espacio interior. La longitud del coche es de 3,94 metros, de tal forma que pierde cinco milímetros respecto a su predecesor. Su anchura es de 1,75 metros y su altura de 1,47, con lo que gana cinco centímetros de anchura y pierde cuatro de altura, lo que aporta una imagen final más deportiva. Por su parte, la distancia entre ejes crece cinco centímetros hasta llegar a los 2,56 metros.

Desde el punto de vista estético el nuevo Yaris aporta un un frontal que cambia sustancialmente. En él todas las líneas parece que apuntan hacia la parrilla, de color negro. El capó aporta volumen con las dos protuberancias que presenta, mientras que los antiniebla están dentro de una angulosa estructura.

Las ópticas disponen de tecnología led. Los intermitentes comparten espacio con las luces diurnas, con las que se alternan al entrar en funcionamiento.

En la zaga destaca sobre todo la línea negra que une las ópticas, que hace juego con el techo del mismo color en las unidades bitono como la que se ha utilizado para la presentación del coche.

Las llantas pueden ser de 15 o 17 pulgadas.

El interior del nuevo Toyota Yaris 2020 presenta un asiento del conductor que se sitúa 60 milímetros más atrás y 21 milímetros más abajo. También cambia el volante, que baja su inclinación en seis grados. El resultado es una posición de conducción más dinámica. También se ha modificado el pilar A y se ha bajado la altura del cuadro de mandos, lo que deriva en una mejor visibilidad.

El cuadro de mandos presenta tres pantallas digitales de pequeño tamaño. La izquierda muestra información sobre la potencia utilizada y la recarga de la batería cuando corresponda. La derecha informa sobre la velocidad –el velocímetro es analógico en los acabados más livianos–, la temperatura del agua y la gasolina restante. La central es la más grande y puede ofrecer diferentes informaciones como el consumo medio, la autonomía o la temperatura exterior. El manejo de éste es sencillo e intuitivo.

El nuevo Toyota Yaris 2020 puede incluir un head-up display a color de 10 pulgadas cuya consulta apenas requiere desviar la vista de la carretera.

Justo encima de las salidas de ventilación centrales del salpicadero está la pantalla del sistema multimedia, que es de 8 pulgadas. Tiene capacidad táctil, aunque está rodeada de algunos botones físicos que permiten acceder de forma más efectiva a los diferentes menús. Existe compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

Justo debajo del climatizador, con mandos táctiles, se puede incorporar una superficie de carga por inducción.

En la consola central, además de la palanca de cambios, que sirve para seleccionar entre los modos D y B, la marcha atrás, el punto muerto y la posición de parking, hay una serie de botones que permiten elegir el modo de conducción –Normal, Eco y Sport–, seleccionar el modo eléctrico o desconectar el ESP.

El mayor espacio para los ocupantes del que habla Toyota es especialmente notable en la parte delantera. De hecho, entre el conductor y el pasajero existen 20 milímetros más de espacio.

El maletero tiene una capacidad de 286 litros, exactamente la misma que la generación previa.

El nuevo Toyota Yaris se ofrece con tres niveles de equipamiento –Business Plus, Active Tech y Style más un Style Plus algo más completo–, a los que se une la edición especial de lanzamiento ‘Style Premiere Edition’. El acabado Business Plus es el más enfocado al cliente de flotas, mientras que los otros dos y la edición exclusiva de lanzamiento se dirigen a clientes particulares. Toyota espera que el grueso de las ventas sean para el acabado Active Tech, que ya dispone de un completo equipamiento que incluye la pantalla multimedia de 8 pulgadas, la cámara de visión trasera, el climatizador automático o el control de crucero automático inteligente.

La edición de lanzamiento incluye una carrocería bitono Rojo Coral, luz ambiental led en todo el habitáculo, tapicería mixta de cuero sintético y tela negra con costuras rojas, llantas de aleación de 17 pulgadas y sistema multimedia con pantalla táctil multifunción 8 pulgadas, navegador y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. Se unen a todo esto elementos como el head-up display, sistema de sonido premium JBL con ocho altavoces, el cargador inalámbrico de teléfonos móviles, cristales traseros oscurecidos, retrovisores calefactables y plegables eléctricamente, pantalla multi-información TFT de 4,2 pulgadas, climatizador automático bi-zona, sistema de entrada y arranque sin llave y cámara de visión trasera.

El nuevo Toyota Yaris 2020 dispone de Toyota Safety Sense 2.5, que incluye Control de Crucero Adaptativo Inteligente, Sistema de Seguridad Precolisión con detección de peatones y ciclistas y detección de vehículos y peatones en intersecciones, Control Inteligente de Luces de Carretera, Asistencia al Cambio de Carril, Reconocimiento de Señales de Tráfico y Asistencia a la Dirección en Maniobras de Emergencia.

El Yaris 2020 es el primer Toyota que incluye de serie airbags centrales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here