Tesla pierde un tercio de su valor desde que Musk se interesó por Twitter

0
64
tesla

Las acciones de Tesla han caído un dramático 36% desde que Elon Musk anunció su entrada en el accionariado de Twitter el día 4 de abril y cerca de un 25% desde que trascendió que se haría con la totalidad de la red social, el pasado día 25.

Los motivos de este descenso tan acusado son varios. El primero y más evidente, una venta masiva de acciones de Tesla por valor de 8.500 millones de dólares por parte de Musk en persona para obtener la liquidez necesaria para completar la adquisición de Twitter.

La operación de Twitter se cerró por 44.000 millones de dólares. Aproximadamente la mitad de esa cantidad –21.000 millones– provino del patrimonio personal de Musk, que no cobra un salario por dirigir Tesla sino que recibe paquetes de acciones por objetivos conseguidos.

Para financiar la operación, Musk vendió cerca de 9,6 millones de acciones según documentación de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. Representaban el 5,6% de las participaciones que tenía en posesión, según el rotativo The Guardian.

Un volumen tan notable naturalmente tuvo un impacto en la cotización de la automovilística, pero en las últimas semanas la tendencia no se ha revertido. Algunos inversores temen que Elon Musk se distraiga en exceso en su nuevo rol como propietario de Twitter y que ese tiempo ‘perdido’ acabe afectando a la larga al rendimiento industrial de Tesla.

Musk en persona dijo este martes que seguiría al frente de Tesla «mientras fuera útil» para la compañía, unas declaraciones que tampoco han aplacado las dudas de los más escépticos, como se desprende de la tendencia del mercado en las últimas horas.

Según David Trainer, máximo responsable de la empresa de investigación de inversiones New Constructs cree que «Elon Musk debería centrarse en Tesla y no perder tiempo intentando adquirir y gestionar una empresa de 43.000 millones».

Añade además que «mientras Elon Musk se preocupa por comprar Twitter, los principales fabricantes de automóviles y competencia de Tesla se actualizan en la innovación de vehículos eléctricos. Si se concreta la compra de la red social, habría inquietud en que se alejara de las operaciones de Tesla».

A nivel automovilístico, Tesla ya causó cierto nerviosismo este invierno al confirmar que no introduciría ningún nuevo modelo en el mercado en este año 2022. Eso implicaba un nuevo retraso para el Tesla Cybertruck, previsto ahora mismo para 2023. Desde la compañía aseguran que su atención a la inteligencia artificial –tanto robótica como de conducción autónoma– acabará convirtiéndose en un gran factor de crecimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here