Porsche felicita a Peter Falk al cumplir 90 años

0
92
porsche

Peter Falk prefiere estar detrás de su equipo en lugar de ser el centro de atención. Es extremadamente modesto, como demuestran sus propias palabras: “Siempre he dicho que yo no cuento para nada, pero la gente con la que trabajo tiene que ser buena. Eso es lo más importante”. El 27 de noviembre, el ingeniero que trabajó para Porsche durante más de tres décadas, cumple 90 años.

“Le damos nuestra más cálida felicitación a Peter Falk y le agradecemos su incansable trabajo para Porsche”, dijo Michael Steiner, miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Investigación y Desarrollo. “Desempeñó un papel clave en la creación de algunos autos de carreras legendarios, entre ellos el Porsche 917. En su época de Director de Competición fue responsable, también, del gran éxito del Porsche 956/962 de Grupo C, que acaba de celebrar su cuadragésimo aniversario”.

Peter Falk nació en Atenas (Grecia) el 27 de noviembre de 1932. Era hijo de un arqueólogo y, tras una etapa aprendiendo mecánica de autos, estudió ingeniería mecánica y se especializó en tecnología de la automoción. “Ya en mi infancia me interesaban mucho los vehículos de todo tipo, desde los triciclos hasta las bicicletas y los automóviles, por lo que no es de extrañar que terminara convirtiendo esa pasión en una profesión”, dijo Falk. También le gustaba ponerse a los mandos de las máquinas. Cuando apenas tenía 18 años, quedó tercero en un concurso de conducción de precisión de motocicletas en el norte de la Selva Negra (Alemania).

Seis años después, estuvo sentado junto al piloto Alfred Kling en un Porsche, en la que fue su primera participación en un rally. Kling, que poseía un taller, introdujo a Falk en el mundo del automovilismo deportivo y ganaron juntos aquella prueba. Luego llegaron las victorias en el Rally de Ginebra y el Rally Internacional de Alemania en 1957, junto con el sexto puesto en la carrera Lieja-Brescia-Lieja.

Copiloto de Herbert Linge

En 1959, el ingeniero se incorporó a Porsche, en donde pasó a ser uno de los diez empleados del departamento de Pruebas en Carretera. En 1964 empezó a trabajar en modelos preserie y también apoyando al departamento de Competición. En aquella época puso en la pista al 911, entre otros. En el Rally de Montecarlo de 1965, fue copiloto de Herbert Linge en el 911 2.0. “Hablaba con Herbert a través de un tubo de plástico grueso que entraba directamente en su casco. Aquel sistema funcionaba perfectamente”, dijo Falk al hablar del intercomunicador que él mismo había desarrollado.

Ya desde esa primera carrera con el 911, Porsche empezó a utilizar el automovilismo deportivo para mejorar sus autos de producción en serie. El dúo terminó el rally en el quinto lugar de la clasificación general.

Un excelente profesional

Peter Falk es considerado un gran ingeniero, tanto en el campo teórico como en el práctico, que consiguió llevar a muchos Porsche de carreras a alcanzar el éxito. Por ejemplo, a él le deben los 956 y 962 de grupo C sus años de gloria. Con siete victorias absolutas en las 24 Horas de Le Mans y once títulos mundiales, este proyecto resultó ser uno de los más fructíferos en la historia de la compañía. Igualmente, las victorias en el Rally París-Dakar de 1984 y 1986 fueron dos logros importantes de su carrera profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here