Mitsubishi ASX 2023

0
74
renault

El Mitsubishi ASX 2023 es un SUV urbano que se basa en el Renault Captur y del cual sólo se diferencia en pequeños detalles estéticos, especialmente en el frontal. Se ofrecerá con motores de gasolina sin electrificación y también como híbrido e híbrido enchufable. Su comercialización está prevista a principios de 2023.

El Mitsubishi ASX 2023 llega para sustituir a la tercera generación del modelo, que desde su debut en el año 2010 ha recibido cuatro actualizaciones para mantenerse vigente. La mayor novedad es la incorporación de una gama mecánica en la que la hibridación y la ausencia de mecánicas Diesel son la nota predominante.

Este nuevo modelo supone la cuarta generación de un vehículo que nació como monovolumen en Japón en la década de los 80 pero que aquí conocemos desde hace 12 años. El modelo previo al que ilustra esta noticia resultó de un acuerdo entre el antiguo grupo PSA –tuvo los gemelos Citroën C4 Aircross y Peugeot 4008– y Mitsubishi; que dio también como resultado la aparición del Mitsubishi Outlander de segunda generación.

MITSUBISHI ASX 2023: EXTERIOR

El Mitsubishi ASX 2023 es básicamente un clon del Renault Captur, del que deriva. Mide 4,23 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,57 de largo con una distancia entre ejes de 2,64 metros. Curiosamente la capacidad del maletero es algo inferior a la del gemelo francés y sólo cubica 401 litros.

Estéticamente la parte más diferenciada del coche es el frontal, que luce una parrilla rediseñada ‘Dynamic Shield’ y, en la parte trasera, se ha eliminado el logo de Renault y en su lugar se ha instalado la cámara trasera –sin mucho esmero, ya que se nota que es un añadido–; bajo la cual se puede leer el nombre de la firma japonesa.

Está disponible con llantas de 17 ó 18 pulgadas y un total de seis colores, que se podrán combinar con el techo en negro; según versiones.

MITSUBISHI ASX 2023: INTERIOR

Al acceder al interior del Mitsubishi ASX 2023 todo tiene un aire muy familiar ya que, nuevamente, salvo pequeños detalles como el logo de los tres diamantes en el centro del volante, es un Renault Captur. Éste se realiza siempre sin necesidad de utilizar una llave física, salvo en la versión de acceso a gama. El resto de variantes tienen apertura y cierre manos libres.

Frente al conductor se encuentra una instrumentación con tres niveles diferentes, en función del acabado elegido: el de acceso a gama, está provisto de un cuadro analógico que integra una pantalla de 4,2 pulgadas; en la variante intermedia el cuadro es digital, con pantalla de siete pulgadas; mientras que el tope de gama incrementa su tamaño hasta las 9,3 pulgadas, es totalmente personalizable y puede reproducir la navegación.

La pantalla de infoentretenimiento también varía según versiones: las más sencillas utilizan una configuración de siete pulgadas en posición horizontal mientras que el tope de gama está provisto de una vertical de diez pulgadas a la que se puede incorporar un sistema de sonido Bose. En todos los casos existe compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

En todos los casos, el interior destaca por una cuidada tapicería de tela y cuero disponible según la versión, el climatizador, con ajuste por mando físico, y los asientos y el volante calefactados, en la versión más equipada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here