Mercedes-AMG C 63 2023: cuatro cilindros híbridos con más de 650 caballos

0
492
meche

El nuevo Mercedes-AMG C 63, que saldrá a la venta durante este año, sustituirá su actual motor V8 por un híbrido de más de 650 caballos cuya base térmica será el motor de cuatro cilindros y 2.0 litros que debutó en el Mercedes-AMG A 45.

La nueva generación del Mercedes-Benz Clase C se ha presentado hace unos meses con la electrificación por bandera. Se vende con diversos motores ‘mild-hybrid‘ y con un híbrido enchufable, pero aún queda por descubrir la joya de la corona, que será el nuevo Mercedes-AMG C 63. La versión deportiva, que se venderá, al menos, tanto con la carrocería berlina como con la familiar, también estará electrificada, lo que provocará el adiós a su actual propulsor V8′.

El nuevo Mercedes-AMG C 63 tendrá bajo el capó el cuatro cilindros de 2.0 litros que equipa el Mercedes-AMG A 45, vehículo en el que entrega 421 caballos y un par máximo de 500 Newton metro. En el C 63 se anuncian más de 445 para llegar a un total de más de 650. La ganancia respecto a la versión actual de la berlina deportiva es grande, concretamente de 140 caballos si se toma como referencia esta última cifra y los 510 que ofrece en su versión S. La caja de cambios apunta a ser automática de nueve velocidades.

El motor eléctrico lo ha desarrollado en exclusiva AMG y tendrá una potencia de 204 caballos. Será el que utilicen todos los híbridos con las siglas deportivas de Mercedes-Benz. Tendrá dos velocidades como sucede en el caso del Porsche Taycan y actuará principalmente sobre el tren trasero, aunque será capaz también de enviar potencia al delantero en caso de pérdida de tracción. El nuevo C 63 AMG contará por tanto con un sistema de tracción integral variable AMG Performance 4Matic+. También se sabe que tendrá un diferencial de deslizamiento limitado en la parte trasera.

Diversos medios internacionales han publicado también sus primeras cifras en cuanto a prestaciones. Se habla de una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 3,5 segundos, lo que supone una mejora de seis décimas respecto al modelo saliente. Habrá que ver cómo afronta Mercedes-Benz el seguro aumento de peso que va a registrar esta nueva generación respecto a la aún vigente. Se habla de que rondará los 2.000 kilos, casi 250 más que ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here