McLaren y BMW se plantean unir fuerzas para crear un deportivo eléctrico

0
344
bmw

McLaren y BMW han comenzado a explorar la posibilidad de crear coches eléctricos de forma conjunta, tal y como ocurrió en los años 90 cuando la marca bávara suministró el motor para el McLaren F1.

https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.521.0_es.html#goog_2054663748https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.521.0_es.html#goog_2054663749https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.521.0_es.html#goog_2054663750https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.521.0_es.html#goog_2054663751×

La información ha sido revelada por la revista británica Car, que también ha señalado que la colaboración irá un paso más allá y abarcará también un SUV.

El objetivo es que el resultado de esta asociación se materialice entre los años 2026 y 2028, y que encuentre acomodo en el portafolio de ambas marcas.

Esto significa que tanto McLaren como BMW podrían tener en su gama un coche derivado de esta vinculación, de un modo parecido a lo que harán Alpine y Lotus con el sucesor del A110 y el Type 135.

El objetivo no es tanto crear un mismo modelo con dos logotipos distintos, sino intercambiar experiencia y tecnología entre las dos marcas para ayudarse mutuamente.

BMW está particularmente interesada en la amplia experiencia de McLaren con la fibra de carbono, que queda demostrada en la ligerísima plataforma del nuevo Artura, de apenas 82 kilos.

McLaren por su parte tendría acceso a las baterías, motores eléctricos y software de BMW, campos en los que Woking está en clara inferioridad por el presupuesto que la electromovilidad implica.

Según la revista Car, ambas partes estarían interesadas en desarrollar una nueva plataforma conjunta con el objetivo de producir vehículos de 1.500 kilos de peso.

La intención del Grupo BMW sería cubrirse las espaldas ante el sucesor del Audi R8 y los nuevos superdeportivos eléctricos de Mercedes-Benz.

Ahora mismo McLaren está centrada en los híbridos enchufables, pero tiene previsto dar pasos adelante importantes en la segunda mitad de la década en el campo de los BEV.

También ha trascendido que ya tienen en mente la creación de su primer SUV eléctrico, previsto para 2030.

Para un fabricante independiente como McLaren, la transición al coche eléctrico es especialmente costosa por toda la inversión en Investigación y Desarrollo que implica.

Un acercamiento a BMW le permitiría beneficiarse de las bondades de los grandes grupos automovilísticos mundiales, pero sin renunciar a su independencia como empresa.

En los próximos años sabremos más detalles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí