Más confort térmico y autonomía para los autos eléctricos con este nuevo concepto de calefacción radiante

0
10
termica

El trabajo conjunto de la empresa de ingeniería IAV y Louisenthal, un fabricante de láminas de seguridad y papeles de sustrato para billetes de banco, ha dado como resultado un nuevo concepto de calefacción energéticamente eficiente para vehículos eléctricos. Se basa en una lámina que se impregna en ciertas zonas del vehículo y que, al recibir calor, elevan su temperatura y producen radiación térmica, calentando el habitáculo. Según indican sus desarrolladores, este sistema de calefacción reduce considerablemente los consumos, reservando la energía de la batería para la tracción del vehículo, y además acelera el proceso de calentamiento, elevando el confort climático de todos los ocupantes durante su viaje.

Esta solución es más eficiente energéticamente que un calefactor de resistencias dotado de un ventilador que transporte el aire caliente al habitáculo. El resultado del ahorro energético que supone la implementación de este sistema es un aumento de autonomía de aproximadamente un 6%, en un vehículo eléctrico medio en las condiciones de uso más habituales.

El corazón de este nuevo sistema de calefacción es una película delgada, fabricada por Louisenthal, que se aplica en las puertas, la consola central o el revestimiento del techo, por ejemplo. Ya que es transparente y su procesamiento es muy sencillo, se puede combinar con iluminación ambiental o elementos de diseño LED. Sobre ella se incrusta una red de conductores llamados ‘SmartMesh’, que se calientan cuando “detectan” un incremento en la temperatura que los rodea, emitiendo radiación térmica y acelerando el calentamiento del habitáculo. Según IAV, esta radiación térmica proporcionada por la lámina y los conductores se transfiere al interior y llega a los ocupantes del vehículo.

IAV ha simulado la aplicación de esta película en un software 3D para fluidos CFD (Computational Fluid Dynamics) para simular el efecto de la película en diferentes partes del coche y también ha configurado un demostrador para el revestimiento de una puerta. El resultado de las simulaciones revela que con una temperatura exterior baja, gracias a las láminas calefactoras integradas adicionales, es posible alcanzar en el habitáculo el confort térmico en menos tiempo, tanto para el conductor como para los pasajeros. La energía total necesaria para calentar el interior se reduce en un 20% gracias a la radiación térmica emitida por la lámina, lo que se traduce en ese aumento de la autonomía de hasta 6%, dependiendo de la temperatura deseada y del tipo de vehículo y consumos.

La lámina calefactora creada por IAV y Louisenthal es un complemento, no un reemplazo, del sistema de calefacción convencional del coche eléctrico. Su principal ventaja es que aumenta su rendimiento ya que evita que el calor emitido por los aireadores se pierda en el tapizado y en los materiales que conforman el interior del habitáculo. Estas láminas en lugar de disipar el calor lo aprovechan para elevar la temperatura más rápido y reducir la energía que el sistema de calefacción requiere de la batería de tracción.

Daniel Lenssen, Director de Desarrollo Comercial de Louisenthal asegura que ya es posible producir las láminas SmartMesh a escala industrial y en grandes cantidades. “Este sistema de lámina y conductores es un ejemplo de cómo estamos aplicando la experiencia tecnológica desarrollada en la creación de billetes y papeles de seguridad a las nuevas industrias en las que podemos ofrecer servicios de desarrollo innovadores”, añade Lenssen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here