Ford patenta un sistema de recarga «manos libres» para sus autos eléctricos

0
425
ford

Es más que probable que ya no quepa duda alguna: el futuro de las recargas para coches eléctricos pasa por la desaparición de la manipulación de cables de conexión. Son ya muchas las corporaciones que se encuentran dando viabilidad a este tipo de soluciones de cara a los próximos lanzamientos de vehículos enchufables. Sí, también cuentan con los híbridos enchufables. Marcas como Volvo y su flota de taxis XC40 Recharge eléctricos, o el Grupo Volkswagen y sus pruebas sobre el Porsche Taycan, así lo demuestran. No obstante, en Ford toman otra vía y registran un método por el que el sistema de carga seguirá empleando el enchufe de siempre, pero sin que su propietario tenga que manipular cable alguno. 

Dicha patente fue registrada por Ford durante el mes de agosto del año 2020 y ahora la Oficina de Patentes de Estados Unidos ha sacado a la luz este novedoso sistema de recarga. En la patente registrada, este sistema da cobertura a ambos tipos de vehículos enchufables: PHEV y eléctricos puros. Aunque lo más lógico sea imaginar la adopción de un sistema de recarga por inducción como forma de evitar el uso y manipulación de cables, en Ford presentan un brazo robótico que detecta dónde se encuentra la toma de carga del vehículo. 

Este cargador se asemeja bastante al ya presentado por Tesla hace algún tiempo, el llamativo cargador tipo serpiente totalmente autónomo. ¿Qué probabilidades hay de que Ford lance un sistema de este tipo para sus usuarios? Esta es una pregunta que muchos se hacen y, sobre todo, qué sentido tendría lanzarlo al mercado ya que su coste sería mucho mayor que uno convencional y su dificultad técnica sería infinitamente superior. 

Desde Ford aún no se han pronunciado al respecto, pero muchos ya lo atisban como una solución bastante ingeniosa. Este sistema establecería una conexión de datos con el propio vehículo, quien determinaría cuándo precisa de carga y cuándo no, según el momento, o incluso programar las horas exactas en las que el vehículo estará conectado a la red eléctrica. 

Su número de registro de patente es el 20220063430. A través de él se puede acceder a los bocetos y demás datos (muy escuetos) sobre el sistema mecánico y el funcionamiento que equipará este novedoso cargador. Según lo indicado en dichos bocetos, el sistema aparentemente se recogería sobre una plataforma muy compacta; una vez este detectase la llegada del vehículo en cuestión o la programación de la propia carga, de la mencionada plataforma saldría un brazo mecánico que se conectaría al coche y daría inicio a la carga. 

Queda claro que las intenciones del mercado automovilístico eléctrico futuro pasan por la nula manipulación del cableado de conexión eléctrica por parte de sus propietarios. Ya sea con una plataforma de carga por inducción o vía este tipo de soluciones técnicas tan llamativas. Por el momento no se conoce fecha -o posibilidad- de llegada al mercado, al igual que su precio o punto de venta. De hecho también existe la posibilidad de que jamás llegue a materializarse ya que muchas corporaciones tecnológicas registran un importante número de patentes para salvaguardar posibles proyectos futuros que finalmente nunca llegan a hacerse realidad. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here