Ford Mustang: nueva generación híbrida, también V8 y llega el año que viene

0
465
ford

La séptima generación del Ford Mustang contará con motores híbridos según la información extraída de la cuenta de LinkedIn de Pedro Maradei, que trabajó en el proyecto durante cinco meses. Su presentación oficial está confirmada para el año 2023.

Poco a poco todos los mitos vivientes de la historia del automóvil pasarán por el aro de la electrificación. No hay más remedio. Y si no, sólo hay que comprobar como Porsche ya reconoce que un 911 eléctrico asoma en el horizonte. Lejano, todavía. Como lejano parece el año 2028, momento en el que se prevé que el Ford Mustang eléctrico –el ‘de verdad’, puesto que ya existe el Mach-E– entre en producción. Antes, en 2023 según han confirmado fuentes internas de la marca del óvalo, se presentará la séptima generación del ‘pony car’, que será la primera que incorpore motores híbridos.

La producción del vehículo comenzará en marzo de 2023. Eso quiere decir que su lanzamiento comercial debería darse ese mismo año, aunque lo más probable es que los americanos lo presenten como Model Year 2024.

La información que apunta a la próxima y segura electrificación del Mustang nace de la cuenta de LindkedIn de Pedro Maradei, que afirma haber trabajado entre julio y noviembre de 2020 en el proyecto de la séptima generación de este modelo con el cometido de analizar el rendimiento que pueden dar sus posibles motores acompañados de un sistema híbrido. Maradei trabaja en el desarrollo de motores desde hace diez años.

Ford aún no ha confirmado oficialmente que el próximo Mustang vaya a ser híbrido, pero desde luego parece un paso lógico. Las leyes de emisiones son cada vez más restrictivas y es la única forma de no perder potencia. De hecho, el 5.0 litros V8 que incorpora el modelo actual ha perdido 10 caballos no hace tanto tiempo para poder cumplir con la normativa, especialmente dura en Europa.

Queda por ver qué tipo de hibridación recibe el Mustang. No se descarta incluso que se convierta en un híbrido enchufable con tracción total, aunque es de suponer que Ford tratará de mantener el carácter del coche lo más cercano posible al del original. Habrá que ver cómo encaja todo esto con el V8 clásico del modelo, que ya está confirmado que volverá a ser de la partida en la séptima generación. También se espera la continuidad del EcoBoost de cuatro cilindros. Queda por ver en qué mercados se vende cada uno.

Respecto al futuro Ford Mustang eléctrico no se sabe más que la posible fecha de entrada en producción, aunque bien puede suponer el adiós definitivo de las variantes de gasolina. De ser así, el Mustang de séptima generación tendría ante sí una vida comercial de unos cuatro o cinco años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí