El Lamborghini Huracán EVO se convierte en arte

0
278
lamborgh

El pintor Paolo Trolio ha utilizado un Lamborghini Huracán EVO para plasmar sobre su carrocería una de sus últimas obras, llamada Minotauro y que eleva al deportivo transalpino a la categoría de arte.

Paolo Trolio pasó en 2005 de trabajar en publicidad a dedicarse a la pintura, noble arte que le ha permitido plasmar su talento sobre uno de los coches más deseados del mundo, el Lamborghini Huracán EVO. El resultado es ‘Minotauro’, que el propio artista define como una expresión de dinamismo, potencia y emociones.

Desde luego que el Huracán EVO gana mucho en agresividad con la nueva decoración que luce su carrocería. Para ello, Trolio mezcla de emoción y significado que experimentó al conocer el Lamborghini. El artista rinde homenaje deportivo al representar una fusión entre el hombre, el símbolo del toro de Lamborghini, y el concepto de mito expresado en la fuerza que desprende la figura del hombre pintada en los laterales del coche. Por su parte, la fuerza que transmiten los antebrazos y los puños cerrados en el capó delantero recuerdan a los cuernos de un toro.

«Fue inspirador conocer a Paolo Troilo y su expresión artística. En nuestra compañía estamos acostumbrados al arte y a la forma en que siempre ha influido en nuestros coches», comentó Christian Mastro, Director de Marketing de Automobili Lamborghini. «Sin embargo, cuando nuestros productos y las emociones que provocan se unen a la sensibilidad de un artista como Troilo, se crea algo diferente y excepcionalmente único como ‘Minotauro’, y estamos muy orgullosos de ello».

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Por su parte, Paolo Trolio definió de esta forma su obra: «Tiempo. Estoy enamorado de la idea de la lentitud, y siempre la he defendido como clave del placer, la cultura, la belleza y el éxito. Pero hay algunas experiencias que te hacen cambiar. Ver el Lamborghini Huracán EVO y probarlo me sugirió que también hay cosas capaces de liberar la misma energía con la aceleración, con la velocidad, con el impulso. Escuché el sonido del viento que se levantaba mientras el espacio se estrechaba y el tiempo se distorsionaba: Sentí un viento que fluía y lo utilicé para pintar sobre la propia musa, la inspiración de estas emociones: el Huracán, mi Minotauro».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here