El futuro de Mercedes

0
144
mercedes

Mercedes se enfrenta a uno de los cambios más importantes que haya sufrido en su larga historia, un proceso de reconversión en el que pretende reducir de forma notable sus costos, pero en donde también está obligada a electrificar toda su gama de autos. No hay marcha atrás, y es por ello por lo que Mercedes pretende eliminar el cambio manual, reducir la oferta de motores disponible y electrificar todo cuanto sea posible. Esta estrategia ya podemos verla en cada nuevo lanzamiento que realiza el fabricante, pero tendremos que estar muy atentos pues el ambicioso plan de lanzamiento para la gama EQ es solo la punta de lanza de esta estrategia.

Que el cambio manual está condenado es algo que venimos advirtiendo desde hace mucho tiempo, y aunque firmas como BMW, Porsche o Aston Martin están intentado retrasar su desaparición todo lo posible con ciertos autos, lo cierto es que el mercado manda y en una época como la actual los costes extra no son asumibles. Mercedes hace tiempo que relegó el cambio manual a sus autos y versiones más asequibles, algo que incluso en la actualidad ha dejado de tener sentido con transmisiones automáticas más económicas que son instaladas de serie en motores de acceso. Sin el factor precio como condicionante, el extra de confort y mejores consumos de los cambios automáticos ha conseguido convencer a la gran mayoría del público, haciendo que el cambio manual ya no tenga sentido ni como opción «barata».

Por ello desde Mercedes han tomado la decisión de eliminar a corto plazo las cajas de cambio manual, una medida que democratizará las transmisiones automáticas y que conllevará un ahorro de costos al simplificar la producción y la oferta de versiones. De forma paralela Mercedes vuelve a confirmar, una vez más, la intención de reducir todo lo posible sus inversiones en motores de combustión interna, evolucionando los diseños actuales de cara a ser adaptados a las nuevas normativas, pero disminuyendo los recursos de forma progresiva tanto en diésel como en gasolina. Con ello el objetivo de Mercedes es trasladar los recursos al desarrollo de sistemas de propulsión 100% eléctrica e híbrida enchufable, una pieza clave en la marca para conseguir evitar las multas por emisiones de CO2 que se pondrán en marcha el próximo 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here