El cockpit del Audi RS Q e-tron: un centro de control de alta tecnología

0
235
audi

Un vistazo al interior del Audi RS Q e-tron recordará a cualquier aficionado de los autos a la cabina de un avión, con pantallas y displays que se extienden a lo ancho del tablero. Solo con su ayuda, el conductor y su copiloto podrán recorrer de forma rápida y con garantías de éxito miles de kilómetros a través del desierto.

Originalmente, en los rallies de campo se establecía una clara división de tareas: el piloto conduce y el copiloto navega. Sin embargo, hace tiempo que estos papeles han cambiado. En la actualidad el reglamento limita las tareas de navegación con opciones y reglas muy precisas, y el antiguo roadbook en papel para seguir el recorrido ahora es digital. Con su concepto de control y manejo, el Audi RS Q e-tron redistribuye varias funciones entre el conductor y el copiloto.

Manejar, acelerar y frenar son las principales tareas de Carlos Sainz, Mattias Ekström y Stéphane Peterhansel, que se enfocan totalmente en el terreno. Ya no tienen que cambiar de marcha, porque el sistema de propulsión eléctrica con convertidor de energía del Audi RS Q e-tron no requiere de una transmisión manual. En el centro del puesto de conducción se encuentra el freno de mano de aluminio que cuenta con un innovador sistema brake-by wire, que combina el freno hidráulico con un sistema de
recuperación de energía. De este modo, utilizar el freno de mano, al igual que al frenar con el pie, también contribuye a recuperar energía. Pero el principal propósito del freno de mano en los rallies es inducir el deslizamiento del RS Q e-tron antes de las curvas mediante un breve bloqueo de las ruedas traseras, que obliga al auto a girar permitiendo que los cambios de dirección sean sumamente ágiles.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Cuenta con ocho botones en el volante, ubicados directamente delante del conductor. Entre otras cosas, controlan el claxon, los limpiaparabrisas y las entradas de datos en el software si el piloto quiere registrar una anomalía en el sistema mediante una marca de tiempo en la memoria. También se puede activar desde el volante el limitador de velocidad para las zonas en las que se prescribe una velocidad máxima. Detrás del volante y en el campo de visión inferior del conductor se ubica una pantalla que proporciona información sobre la presión de los neumáticos, el sentido de la marcha seleccionado por la transmisión eléctrica continua (hacia delante, hacia atrás o en punto muerto) y la velocidad actual. También muestra alertas para que el piloto pueda reaccionar inmediatamente en el caso de que, por ejemplo, se detecte una parada inminente del sistema o se desconecte la batería de alto voltaje. Dos pequeños displays instalados por encima y hacia el parabrisas funcionan a modo de “repetidores” y aportan información esencial en el campo de visión: a la izquierda se muestra la dirección que indica la brújula, mientras que a la derecha aparece la velocidad.

Cuenta con una pantalla en el medio del tablero, entre el conductor y el copiloto, la cual brinda información sobre la presión de los neumáticos, contando con un reparto de frenadas, con un sistema brake-by-wire, entre muchas otras funciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here